Qué puedes hacer si llegas cuando la grúa se está llevando tu auto en NY

De acuerdo con las leyes del estado de Nueva York, cuando un vehículo está siendo remolcado, su propietario puede evitarlo antes de que la grúa se ponga en movimiento

Foto de una mujer que usa el teléfono mientras su auto está siendo remolcado por la grúa

Cuando un vehículo está siendo remolcado en Nueva York, existe un procedimiento para poder evitarlo. Crédito: hedgehog94 | Shutterstock

Existen muchas razones por las cuales un vehículo puede llegar a ser remolcado en el estado de Nueva York, pero la mayoría de ellas se relaciona con el hecho de estacionarse incorrectamente. En estos casos, sin saberlo, los conductores conceden a las autoridades la posibilidad de hacer cumplir las leyes llevándose el vehículo, una sanción que los obliga a llevar a cabo un proceso de recuperación que puede estar asociado a altas tarifas y multas.

No obstante, si una persona logra llegar a tiempo —es decir, antes de que la grúa se ponga en marcha— las leyes le permiten detener la incautación del vehículo e incluso recuperarlo a pesar de tener que cumplir con las sanciones correspondientes.

¿Cómo evitar que la grúa remolque mi auto en el estado de Nueva York?

De acuerdo con el Departamento de Finanzas de la ciudad de Nueva York, las leyes de tránsito del estado le permiten a los conductores detener un proceso de remolque en curso, siempre y cuando cumpla algunos pasos:

1. En primer lugar, es necesario llegar a tiempo; es decir, el propietario debe estar presente en el momento en el que el auto está siendo remolcado y la grúa aún no se ha puesto en movimiento.

2. Si llega a tiempo, las leyes establecen que puede solicitar la liberación del vehículo identificándose con su licencia de conducir vigente y ofreciendo datos asociados a la matrícula, título de propiedad y seguro vigente. También puede ser necesario que presente las llaves del vehículo.

3. Si el vehículo es alquilado, el conductor deberá presentar toda la documentación relacionada con este tipo de contrato. Esta misma exigencia se aplica para casos en los cuales el vehículo es propiedad alguna empresa o compañía y se encuentra en posesión de un conductor comercial con licencia CDL.

4. Una vez se identifique y proporcione toda la información correspondiente, el propietario o conductor del vehículo puede solicitar que el mismo sea desenganchado de la grúa y liberado. A pesar de tener esta ventaja, el conductor debe comprometerse con el pago de una multa de liberación, además de cumplir con todas las sanciones que puedan derivarse del hecho.

Para tener una idea de las multas asociadas a este tipo de hechos, los conductores pueden consultar la lista proporcionada por el Departamento de Finanzas.

¿Qué debo hacer si no llego a tiempo?

Si la grúa ya emprendió su camino, llevándose el vehículo remolcado, la situación será muy diferente. En este contexto, el conductor o propietario tendrá que ubicar el vehículo antes para poder recuperarlo. En el caso específico de la ciudad de Nueva York, las personas que se encuentren en esta situación pueden llamar al 311 o usar el localizador de vehículos remolcados. También se puede llamar al 212-NEW-YORK (fuera de la ciudad) o al TTY 212-639-9675 (si tiene dificultades auditivas).

En dicha ciudad, este tipo de sanciones pueden ser aplicadas tanto por la policía local como por la oficina del Marshal/Sheriff. Llamar a ambas oficinas también puede servir para ubicar el vehículo rápidamente, evitando así multas y cargos adicionales por la permanencia del mismo en un depósito.

¿Cuáles son las razones para que las autoridades remolquen un vehículo en Nueva York?

Aunque la mayoría de las razones por las cuales los vehículos son remolcados en Nueva York están relacionadas con el estacionamiento, el Departamento de Finanzas ofrece una lista más completa y específica. Entre las razones más comunes se encuentran:

1. El propietario o conductor debe $350 o más en citaciones de estacionamiento.
2. El vehículo fue estacionado en doble fila.
3. El vehículo fue estacionado en una boca de incendios.
4. El conductor no pagó la tarifa del parquímetro.
5. El vehículo se encontraba estacionado en una intersección o túnel.
6. El vehículo fue estacionado en un camino de entrada.

¿Por qué es importante detener un remolque en curso o recuperar un vehículo cuando ya ha sido remolcado?

En todo Estados Unidos un vehículo remolcado siempre está asociado a tarifas por pagar que pueden incrementarse considerablemente si el conductor tarda en recuperarlo. Estas tarifas, normalmente, se asocian al tiempo de permanencia en el depósito donde lo llevan las autoridades y se suman a las multas y sanciones adicionales que pueden desprenderse del hecho.

Por esa razón, cuando ya ha sido remolcado el vehículo, es importante ubicarlo lo antes posible. Este proceso puede complicarse en días festivos (Año Nuevo, Día de la Independencia, Labor Day, Acción de Gracias o Navidad), en ese sentido, los conductores deben ser más cuidadosos de respetar las reglas durante tales festividades.

Cuando los conductores no logran recuperar el vehículo —sobre todo por tarifas acumuladas— las autoridades se ven en la obligación de subastarlo, poniéndolo en manos de un nuevo propietario que puede comprarlo por un valor reducido.

También te puede interesar:

Corralón de carros: cómo saber adónde se llevaron mi auto

En esta nota

multas y sanciones de tránsito New York

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain