5 consejos para las mujeres embarazadas que siguen manejando sus autos

Es seguro conducir durante el embarazo, especialmente si sigues estos consejos. Pero si puedes, minimiza la cantidad que manejas mientras estás embarazada. Cuanto más se acerque a su fecha de parto, menos debe conducir

Mujer embarazada manejando.

Conducir embarazada lleva cuidados extras. Crédito: Shutterstock

Manejar durante un embarazo seguramente es una actividad incómoda y que seguramente causa preocupación de saber si es recomendable o no. Sin embargo, sí es posible manejar durante un embarazo, pero se deben tomar medidas adecuadas para estar lo más seguro posible en todo momento.

Es recomendable que conducir un auto sea solo hasta el tercer trimestre. Fundación Mapre explica que: Durante estos nueve meses, hay dos periodos de alto riesgo tanto para la mujer como para el bebé: los primeros tres meses (cuando existe mayor riesgo por desprendimiento de placenta o rotura uterina, ya que apenas hay líquido amniótico); y durante el periodo más avanzado de gestación. Durante el segundo y el tercer trimestre los problemas más importantes son: desprendimiento de la placenta, hemorragia, rotura del útero y lesión directa fetal.

Por eso, aquí te damos cinco consejos para las mujeres embarazadas que siguen manejando sus autos.

1.- Prepárate para averías y emergencias

Siempre debe estar preparada en el camino, pero especialmente durante el embarazo. Es una buena idea comprar un botiquín de emergencia y primeros auxilios para el auto y tener cosas como un cargador de batería recargable, una linterna, una manta para mantenerte caliente durante una avería y algunos refrigerios y agua.

2.- Planee descansos frecuentes.

Cuando estás embarazada, tu cuerpo se comportará de manera diferente y debes adaptarte a estos cambios, especialmente cuando conduces. Si vas a estar en el auto por varias horas, detente, estírate y camina un poco. Hará que la sangre se mueva, se sentirá más alerta y reducirá la posibilidad de hinchazón.

Es importante prepararte para estos y dejar más espacio para los descansos de lo normal. Agrega al menos 10 a 15 minutos a sus viajes más cortos, más tiempo para viajes por carretera más largos. Asegúrate de comer algo antes de salir a la carretera y tener a mano una barra de proteínas u otro refrigerio saludable.

3.- Reduzca las distracciones.

Estás embarazada, tienes suficiente en tu cuerpo y en tu mente sin distracciones adicionales cuando conduces. Deja en paz tu celular y tu radio y concéntrate en el camino. Por supuesto, este consejo se aplica incluso cuando no estás embarazada.

4.- Retire las capas adicionales

Los abrigos y chaquetas pueden interferir con la colocación del cinturón de seguridad. Además, podría hacerte sentir incómoda y distraída si te calientas demasiado. Los abrigos también pueden restringir tu capacidad para moverse libremente detrás del volante.

5.- Se un pasajero

Cuando sea posible, no conduzcas, especialmente a medida que avanza tu embarazo y tu barriga se acerca cada vez más al volante. Aún mejor, siéntate en el asiento trasero, el asiento trasero central es el asiento más seguro del vehículo.

***

Te puede interesar:

5 excelentes razones por las que siempre debes usar el cinturón de seguridad
Cómo saber si tu eres un buen o mal conductor

En esta nota

Consejos de manejo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain