5 importantes razones por las que no deberías prestar tu auto

Prestar tu auto a alguien más puede llevarte a muchos problemas, incluso legales o de mucho dinero. Lo mejor es que aprendas decir que no y no le prestes tu vehículo a nadie, ya que esto te puede causar muchos dolores de cabeza

Persona manejando un auto

Prestar tu auto no es buena idea y puede terminar con malas consecuencias. Crédito: serjan midili | Unsplash

Tu auto es una inversión que debes cuidar y proteger, de otra forma, puede dejar de funcionar o tener averías costosas. Cuidar tu auto te puede ahorrar mucho dinero y tiempo que gastarías tratando de arreglar lo que le suceda. 

En los cuidados del vehículo, debe estar el no prestar tu auto a nadie, ya que te estás arriesgando y pones en riesgo tu auto. Puede ser un poco difícil negarle tu auto a algunas personas, pero solo así proteges tu inversión y te aseguras de que nadie haga mal uso de él.

Prestar tu auto puede tener muchas consecuencias, algunas peores que otras, pero cualquier cosa que le pase a tu vehículo mientras tu no lo estés usando te va a molestar y causar gastos que no tenías.

Por eso, aquí hemos reunido cinco importantes razones por las que no deberías prestar tu auto.

1.- Riesgo de perder el coche

Nunca deberías prestar tu auto a alguien, ya que es posible que a quien se lo prestes no sea un buen conductor y posiblemente no tenga experiencia en la conducción de un auto como el tuyo. Esto puede terminar en un grave accidente que te deje sin auto. 

2.- El seguro

Cuando le prestas tu auto a un amigo, también le das el seguro de tu auto. El riesgo financiero puede ser grave si a quien le prestas el vehículo se involucra en un accidente. Es poco probable que la compañía responda a un reclamo en ese caso, y afectará la tarifa del seguro aunque no sea tu culpa. En este caso tú serás el único responsable de los daños y de las responsabilidades financieras sufridas en ese siniestro.

3.- Mal historial

Cuando prestas tu auto, también le estás prestando tu historial de manejo. Una multa de estacionamiento, un choque pueden manchar tu récord de conducción. 

Puede ser un caso extremo, pero puedes terminar en la cárcel por un crimen que tú no has cometido. La persona a quien le prestas tu auto lo puede usar para cometer delitos y tu puedes terminar como su cómplice aún no hayas estado a la hora del crimen. Prepárate para enfrentar las acciones legales si tu auto se encuentra en la escena del crimen.

5.- El propietario es el responsable

Si tu auto se ve involucrado en un accidente, tú serás el responsable si es que le diste tu consentimiento para conducirlo. Así que si tu auto atropella a alguien, le pega a otro auto o cualquier otro accidente. Tú tendrás que hacerte cargo de reparar los daños causados.

***

Te puede interesar:

Razones más comunes por las que los faros de tu auto no funcionan

5 nuevas tecnologías de seguridad que todos los vehículos deberían tener

En esta nota

Curiosidades sobre autos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain