California toma medidas severas contras las emisiones de camiones grandes

Los camiones pesados ​​que viajan por California están a punto de enfrentar muchas más inspecciones, incluso si no están registrados en el estado. La junta de Recursos del Aire de California regulará mediante pruebas de emisiones severas a este tipo de vehículos a partir de 2023 con el objetivo de brindar una mejor calidad de vida a los habitantes

Los camiones pesados representan un alto impacto en la contaminación ambiental.
Los camiones pesados representan un alto impacto en la contaminación ambiental.
Foto: Shutterstock

Cuando se trata de las emisiones de los vehículos en Estados Unidos, no hay ningún organismo regulador más estricto en materia de smog que la Junta de Recursos del Aire de California. De hecho, el CARB es responsable de las normas de emisiones en más de una docena de estados, al tiempo que establece un punto de referencia para que los demás se comparen.

Los turismos no son los únicos vehículos que el CARB se propone regular, y pronto los vehículos pesados que circulen por las carreteras de California estarán sujetos a inspecciones más frecuentes y sin previo aviso.

Programa de Inspección y Mantenimiento de Vehículos Pesados

Llamado Programa de Inspección y Mantenimiento de Vehículos Pesados (HD I/M), el nuevo método de California para combatir las emisiones nocivas está dirigido a los vehículos con un peso bruto de más de 14,000 libras. Pueden ser camionetas, autobuses, equipos agrícolas o incluso autocaravanas. Es más, el programa cubre cualquier vehículo que supere el umbral de peso bruto, incluso si no está registrado en California.

El mes pasado, los funcionarios se instalaron en el Puerto de Los Ángeles para ver el nuevo Sistema Portátil de Adquisición de Emisiones (PEAQS) en un evento de aplicación. Se escanearon más de 1,200 camiones y se informó a sus operadores de los nuevos requisitos de comprobación del smog que se están introduciendo en el estado.

California pretende dar inicio al programa en 2023

Sin embargo, la noticia de la creación del programa no es exactamente nueva. California anunció por primera vez su intención de poner en marcha el programa en 2021, con una fecha de inicio de enero de 2023. El evento de aplicación de agosto puede ser la primera vez que los funcionarios han probado sus procedimientos y educado a los operadores sobre los cambios en un escenario del mundo real.

Se espera que el sistema PEAQS se despliegue en varias zonas del estado para detectar vehículos altamente contaminantes. Si un vehículo es marcado, tendrá que someterse a pruebas de emisiones adicionales para ser autorizado. Si el camión no supera la segunda prueba, el conductor será multado y se le ordenará una reparación.

Sólo el 3% de los vehículos son responsables de un alto índice de contaminación

Las autoridades californianas afirman que sólo el 3% de los vehículos que circulan por las carreteras del estado se ven realmente afectados por este nuevo programa. Sin embargo, son responsables de más de la mitad de la contaminación nociva causada por el smog.

Conduciendo delante de un trailer
Camiones peasados circulando en carretera. / Foto: Unsplash.

El coste total del programa ascenderá a $4,000 millones de dólares. California afirma que, aunque es caro, a la larga ahorrará al estado unos $75,000 millones de dólares en beneficios para la salud, y evitará 7,500 muertes relacionadas con la calidad del aire y 6,000 hospitalizaciones de aquí a 2050.

Las pruebas para los camiones se realizarán dos veces al año

A mediados de 2023, California pondrá en marcha la segunda fase de su programa HD I/M, que exigirá que todos los camiones pesados se registren en el CARB para obtener un certificado de conformidad que les permita operar en el estado. Los camiones registrados tendrán que someterse a las pruebas de I/M de HD dos veces al año para 2024, y aumentar las pruebas a cuatro veces al año en 2027.

**********
Te puede interesar:
Jeep pagará $300 millones de dólares en multas por el uso de dispositivos ilegales de disminución de emisiones
La EPA vuelve a otorgar a California la capacidad de fijar sus propios estándares de automóviles limpios