Cómo hacer el mantenimiento a los techos panorámicos de tu auto tu mismo

El techo panorámico, al igual que el resto de los elementos que conforman el vehículo, necesita de cuidados y servicios de mantenimiento especiales para que funcione de manera óptima

Cómo hacer el mantenimiento a los techos panorámicos de tu auto tu mismo
Las SUVs también ofrecen techos panorámicos.
Foto: Kelly Sikkema / Unsplash

Durante ya varios años, los fabricantes de autos han estado ofreciendo quemacocos en algunos de sus vehículos y en la actualidad muchos vehículos implementan techos panorámicos. 

El quemacocos o techo panorámico es una características que ofrecen autos con de gama media a alta y se puede ver en todo tipo de autos. Sin duda, este elemento hace que los vehículos sean más agradables a la vista de muchos de los clientes.

Sin embargo, el techo panorámico, al igual que el resto de los elementos que conforman el vehículo, necesita de cuidados y servicios de mantenimiento especiales para que funcione de manera óptima y no deje de funcionar.

Por eso, aquí te decimos cómo debes hacer el mantenimiento a los techos panorámicos.

1.-  Limpieza

Al igual que el resto de los vidrios del auto, el techo panorámico se debe limpiar y retirar el polvo, tierra, basura de árboles y todo lo que lo ensucie. Es muy importante que las ranuras por donde desliza el vidrio estén limpias y no tengan nada que obstruya el paso del techo, por eso se debe aspirar la ranura, las gomas y todas las uniones. 

2.- Talla con jabón

Con agua y jabón limpia las ranuras y la goma para retirar toda la mugre que se haya quedado pegada.

3.- Seca la humedad

Con un trapo o toallas seca toda la humedad en las ranuras y goma hasta dejarlo sin restos de agua.

4.- Lubrica el canal

Una vez que se limpio y seco totalmente el canal por donde se desliza el techo panorámico, aplica grasa o un lubricante especial en toda la goma para mantenerla lubricada y así evitar que se dañe y mantendrá un movimiento efectivo. 

5.- Tiempo recomendado

El proceso de limpieza debería ser por lo menos una vez al mes. Hacer este trabajo con frecuencia hará que sea más fácil y la suciedad se quite con rapidez.

Si crees que es un servicio un poco complicado o que sea muy tardado, lo más recomendable es llevarlo con un especialista y pedir que también se encarguen de limpiar el canal y el tubo de drenaje, las partes más ocultas y difíciles de llegar de este sistema.

No hacerle el servicio adecuado al techo panorámico puede provocar que el sistema falle o se descomponga, lo que terminará en costosas reparaciones y algunos días con el vehículo en el taller.

***

Te puede interesar:

Cuales son las ventajas y desventajas de comprar autos en agencias de leasing de vehículos

Estas son algunas razones por las que no debes comprar neumáticos usados para tu auto