Cómo proteger tu auto durante el verano para que no se deteriore con el calor

Tal como sucede con el frío extremo, el verano puede ser una época realmente perjudicial para tu auto si no tomas las precauciones adecuadas para protegerlo

Cómo proteger tu auto durante el verano para que no se deteriore con el calor
El verano, con sus cálidas temperaturas y su sol radiante, puede ser perjudicial para tu auto si lo dejas constantemente a la intemperie.
Foto: Chait Goli / Pexels

El verano es una de las épocas más esperadas del año. Siendo la más cálida, representa el tiempo ideal para hacer planes y conducir a cualquier sitio en busca de aventuras, pero también es una de las épocas en las que más se reportan averías en los autos. El calor, principal rasgo de estos meses, suele ser el causante y aunque muchas veces se trata de cosas sin importancia, algunos autos pueden presentar problemas que terminan en reparaciones realmente costosas. Todo esto se debe cada auto posee ciertas partes que son sensibles a las temperaturas extremas y para poder protegerlas resulta prudente saber cuáles son esas partes:

1. Motor:

Su temperatura está marcada en el tablero del auto, entre los demás indicadores. Durante los días de verano, será de suma importancia que vigiles que dicha temperatura no sobrepase los valores normales o el motor podría sufrir graves daños. Si sucede, lo más recomendable es detener el auto y esperar a que la temperatura baje para solicitar ayuda.

2. Neumáticos:

El calor también puede afectar los neumáticos de tu auto, sobre todo cuando conduces a altas velocidades. Para evitar el deterioro, trata de vigilar la presión del aire en cada uno de ellos. La presión ayuda a mantener a salvo la banda de rodadura, evitando que estos se desinflen. Antes de hacer cualquier plan, recuerda siempre repasar tu lista de cosas indispensables para tener a mano lo necesario en caso de que necesites reemplazar un neumático dañado.

3. Frenos:

En el verano los frenos pueden sobrecalentarse debido a las altas temperaturas y a la fricción habitual a la que están sometidos. Esta situación puede llevar a que los discos terminen deformados. Lo más recomendable es ser amable con ellos, conduciendo a velocidades prudentes para no tener que frenar bruscamente.

4. Aire acondicionado:

Indispensable para mantenernos a salvo de las altas temperaturas. Si ya viene presentando algunos problemas, es muy probable que durante el verano estas fallas se agraven. Lo más recomendable es hacer el mantenimiento respectivo del sistema a tiempo para corregir los detalles antes de que lleguen los meses más cálidos.

Otras de las partes de tu auto que pueden verse muy afectadas durante el verano son la carrocería y el vinilo del interior. La pintura del auto puede envejecer ante los rayos del sol, al igual que los tejidos internos. Lo más recomendable para mantenerlos a salvo es limpiarlos a menudo y aplicar productos que los protejan de la luz y el calor, también tratar de estacionarte, las veces que sea posible, en lugares donde tu auto quede protegido por la sombra.

También te puede interesar

5 marcas de autos que prefieren los Millennials