Crash test: estos son algunos de los autos con peores puntajes

Una vez que son realizadas, las pruebas de choque certifican a los vehículos seguros, pero también arrojan resultados para los peores modelos

Foto de dos autos durante una prueba de choque

Cuando un modelo no supera una prueba de choque es muy probable que el resultado termine afectando su producción en masa. Crédito: Pixabay | Pexels

Las pruebas de choque son necesarias para determinar el nivel de seguridad que ofrece un vehículo en las carreteras. Implementadas por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras de Estados Unidos (IHSS) —también por otras organizaciones independientes— estos test arrojan datos valiosos sobre el comportamiento de los autos durante un choque, permitiendo que se modifiquen algunos errores de diseño y se lleven a cabo mejoras para cumplir con los estándares mínimos de seguridad.

Dichos datos también son útiles para los consumidores, quienes pueden decidir entre los vehículos con las mejores calificaciones y evitar aquellos que han obtenido calificaciones muy pobres. Según Car & Driver, algunos de los peores son los siguientes:

1. Ford Escape 2018

Rediseñado en 2013 con una nueva estructura, el Ford Escape fue evaluado años después por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS) y obtuvo puntuaciones muy pobres con la implementación de las nuevas pruebas frontales con pequeña superposición lateral, en las cuales quedaron comprometidos los asientos del conductor y el pasajero después del impacto.

Foto del Ford Escape 2018
Ford Escape 2018./ Foto: cortesía Ford. Crédito: Ford | Cortesía

2. Mazda CX-9 2014

Aunque en la actualidad está premiado con un premio Top Safety Pick Plus otorgado por el IHSS y es considerado uno de los SUVs más seguros, la primera generación del Mazda CX-9 obtuvo bajas calificaciones en el choque de frontal de pequeña superposición en el lado del conductor. Uno de los principales problemas fue la bolsa de aire lateral, la cual no se desplegó durante la prueba, perjudicando las piernas del maniquí.

Foto del Mazda CX-9 2014
Mazda CX-9 2014./ Foto: cortesía Mazda. Crédito: Mazda | Cortesía

3. Honda Fit 2013

Este modelo también obtuvo calificaciones deficientes en la prueba frontal de pequeña superposición lateral sobre el lado del conductor. Según los datos arrojados por el maniquí usado en la prueba, a pesar del uso del cinturón de seguridad, la cabeza del conductor corría el riesgo de deslizarse fuera de la bolsa de aire y golpear el pilar cercano al volante.

Foto del Honda Fit EV 2013
Honda Fit 2013./ Foto: cortesía Honda. Crédito: Honda | Cortesía

4. Hyundai Accent 2007

El Accent de este año modelo obtuvo una calificación deficiente en la prueba lateral, ya que se determinó que un impacto de esta naturaleza comprometería al ocupante del asiento del conductor, mucho más que a aquellos que usaran el asiento del pasajero delantero y los asientos traseros. El maniquí arrojó posibles lesiones en el torso, pierna y pelvis.

Foto del Hyundai Accent
Hyundai Accent 2007./ Foto: cortesía Hyundai. Crédito: Hyundai | Cortesía

5. Mitsubishi Galant 2004

Durante sus pruebas de choque, el Galant obtuvo bajas calificaciones por el mal desempeño de los reposacabezas y los asientos. De acuerdo con los resultados, la cabeza del maniquí golpeó uno de los pilares, obligando a la compañía a usar airbags laterales para prevenir los golpes en los modelos posteriores.

Foto del Mazda CX-9 2014
Mazda CX-9 2014./ Foto: cortesía Mazda. Crédito: Mazda | Cortesía

También te puede interesar: Crash test: cómo funcionan y a qué velocidad se hacen las pruebas de choque

En esta nota

Crash Tests

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain