Honda llama a revisión 725,000 SUV y camionetas por posible desprendimiento de capó

Según Honda, los vehículos involucrados en el retiro podrían presentar la falla en movimiento, corriendo el riesgo de que su capó se abra y termine causando accidentes

El retiro de Honda contempla los modelos Passport, Pilot y Ridgeline.
El retiro de Honda contempla los modelos Passport, Pilot y Ridgeline.
Foto: Chris Liverani / Unsplash

Honda emitió un retiro del mercado para 725,000 SUVS y camionetas que podrían estar presentando una falla en el cerrojo del capó, el cual podría terminar abriéndose mientras están en movimiento. Así lo aseguró la empresa en algunos comunicados para hacer frente a este problema como lo exigen las agencias que regulan la seguridad de los autos en Estados Unidos, principalmente la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). De acuerdo con los comunicados, los modelos afectados son Passport 2019, Pilot 2016 a 2019 y Ridgeline 2017 a 2020.

Siguiendo el protocolo habitual en estos casos, luego de este anuncio, el fabricante japonés espera enviar el aviso correspondiente a cada propietario a partir del 17 de enero del próximo año. El número publicado solo corresponde a Estados Unidos, pero en todo el mundo el retiro abarca 788,931 vehículos con la misma falla. En abril de este año, la compañía presentó otro llamado a revisión por 761,000 vehículos cuyas bombas de gasolina estaban fallando.

Cuando una compañía hace un llamado a revisión, invita a los propietarios afectados a estar atentos al aviso que recibirán por correo para llevar sus vehículos a un distribuidor autorizado que se encargará de evaluarlo y hacer las reparaciones correspondientes, sin ningún costo adicional para el cliente. La idea del fabricante y de los organismos reguladores que vigilan el proceso es reducir el riesgo latente en las carreteras en torno a los vehículos defectuosos, riesgo que podría significar la pérdida de vidas si no es corregido a tiempo. En el caso de este nuevo retiro de Honda, el problema parece ser fácil de resolver ya que solo implicará la sustitución de las partes afectadas por nuevas piezas para que el cerrojo funcione como debe.

Los retiros de mercado son extremadamente comunes en la industria automotriz y representan la oportunidad ideal para corregir los errores que pueden derivar de la línea de producción. Muchos fabricantes están sometidos a estos procedimientos de seguridad no solo por su mano de obra sino por la de sus proveedores, la cual también puede ser una fuente de riesgo. Uno de los retiros más famosos en la industria automotriz —aún en curso— es el relacionado con las bolsas de aire del desaparecido proveedor japonés Takata, las cuales se encuentran en una gran cantidad de vehículos de diversas marcas y pueden dispararse repentinamente causando lesiones e incluso la muerte de los ocupantes.

También te puede interesar: Honda anuncia un retiro masivo de motocicletas para reemplazar reflectores defectuosos