Por qué ser hombre o mujer afecta las tarifas del seguro de tu auto

Existen varios factores que influyen en los precios de los seguros para automóviles, pero el sexo en es quizá uno de los más importantes sobre todo cuando se trata de mujeres

Por qué ser hombre o mujer afecta las tarifas del seguro de tu auto
El sexo es uno de los principales factores que influyen en las primas de los seguros para automóviles
Foto: Tim Mossholder / Pexels

Existen grandes diferencias entre los sexos cuando se trata de seguros para automóviles y esas diferencias vienen marcadas por las estadísticas, las cuales ofrecen gran información a las compañías aseguradoras sobre los riesgos específicos que corren al asegurar a hombres o a mujeres en Estados Unidos. Esas estadísticas, a menudo proporcionadas por el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carreteras (IIHS), se traducen en probabilidades y las probabilidades en pronósticos que pueden ser de gran ayuda para anticiparse a las eventualidades. En medio de todo ese universo de números y situaciones supuestas, las mujeres han ganado un lugar privilegiado porque representan el sexo que paga menos en seguros para automóviles debido a ciertas características:

1. El porcentaje de mujeres relacionadas con accidentes automovilísticos es siempre muchísimo menor con respecto al porcentaje de hombres.

2. El número de muertes de mujeres en accidentes de tránsito también es muchísimo menor en relación con el caso de los hombres.

3. Las mujeres son menos propensas a conducir bajo los efectos de drogas alcohol.

4. Las mujeres tienden a usar cinturones de seguridad mucho más que los hombres y, según las estadísticas, esta disposición se mantiene incluso cuando son copilotos.

5. El exceso de velocidad, según las estadísticas, también está más asociado a los hombres, así que los números arrojan pocos casos de mujeres cometiendo este delito.

6. Los autos escogidos por mujeres son menos peligrosos y también más económicos.

7. El número de millas que las mujeres recorren también suele ser menor.

Toda esta información es considerada porque las compañías de seguro necesitan medir el riesgo que corren al asegurar a sus conductores. El único contexto donde las primas de seguro para mujeres aumenta es durante su adolescencia y principio de la adultez, como consecuencia de un factor que es común en ambos sexos: son los años en los que todo conductor gana experiencia y en los que normalmente ocurren más eventualidades debido al proceso de aprendizaje. A pesar de eso, los costos asociados se mantienen siempre por debajo de las tarifas reservadas para los hombres jóvenes.

Más allá de la gran desventaja, existe una esperanza para los hombres, sobre todo si poseen un historial de manejo impecable. Los precios tienden a bajar muchísimo ante un registro limpio y ese privilegio adquiere mayor relevancia en aquellos estados que poseen incentivos para los conductores responsables y obligan a las compañías a ofrecerles buenos descuentos en el seguro del auto, algo que podría invertir por completo la suerte a favor de los hombres.

También te puede interesar

Cuándo una compañía de seguros puede considerarte un conductor de “alto riesgo”