Volvo consigue la neutralidad climática en su planta de Torslanda, la más antigua de todas

Volvo celebra haber alcanzado la neutralidad climática en su planta de Torslanda, Suecia, la segunda de la compañía en ser declarada con esta distinción luego que la marca lo lograra en Skövde

Vista aérea de la fábrica de Volvo en Torslanda

La planta de Volvo en Torslanda, Suecia, ha alcanzado la neutralidad climática. Crédito: Volvo | Cortesía

El camino de Volvo hacia la neutralidad definitiva continúa con un nuevo logro: su planta de Torslanda se ha declarado climáticamente neutra. Ya la compañía había alcanzado esta distinción en 2018 con su planta de motores de Sködve, un hito muy importante, pero esta nueva hazaña también involucra su historia, ya que la planta de Torslanda es la más antigua de todas. Para llegar a esta declaración, Volvo debió concentrarse en varios ajustes que se venían gestando desde 2008, cuando la marca logró que la electricidad usada en estas instalaciones fuera sostenible. Ahora, la calefacción también lo es, gracias al reciclaje del calor residual generado allí mismo y al biogás, un compuesto sustentable que Volvo ha involucrado para completar las exigencias.

Foto de un trabajador de la planta de Volvo en Torslanda haciendo sus labores
Este logro representa un gran paso en el camino de Volvo hacia su neutralidad climática definitiva para 2025./ Foto: cortesía Volvo.

La marca sueca también redujo significativamente la energía empleada en sus operaciones, logrando ahorrar, durante 2020, al menos 7,000 megavatios hora (MWh), una cantidad que se traduce en la energía de aproximadamente 450 hogares suecos durante todo un año. Según Javier Varela, jefe de operaciones industriales y calidad de Volvo Cars: “Establecer a Torslanda como nuestra primera planta de automóviles climáticamente neutra es un hito importante”. “Estamos comprometidos con la decisión de tener una red de fabricación climáticamente neutra para 2025 y este logro es una señal de nuestra determinación mientras trabajamos constantemente para reducir nuestro impacto en el medio ambiente”.

Foto de la línea de producción en la planta de Volvo en Torslanda
La planta de Volvo en Torslanda es la segunda de la firma en alcanzar la neutralidad. La primera fue la de Skövde, en 2018./ Foto: cortesía Volvo.

Para lograr su meta de convertirse totalmente a la neutralidad, Volvo deberá esforzarse en varios frentes que van más allá de sus políticas ecológicas internas. Será necesario que la compañía llegue a un consenso con los gobiernos locales y las empresas relacionadas que puedan proveerle todo lo necesario. Volvo, además, ha declarado que su plan es mucho más ambicioso: no solo se trata de alcanzar la electrificación, sino también reducir la huella de carbono en su cadena de suministro a través de una economía circular, un propósito que también se ha fijado BMW con su plan de reducción de emisiones para 2030.

También te puede interesar

McLaren construirá 149 Elvas con un nuevo parabrisas que los hace legales en EE.UU.

En esta nota

industria automotriz sustentabilidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain