4 fáciles maneras de saber si necesitas llantas nuevas

No es necesario que esperes a que ocurra un accidente o que reviente una llanta para cambiarlas por unas nuevas. Revisar las llantas de vez en cuando te puede ayudar a evitar un accidente y a no poner en riesgo tu vida

llantas viejas

Conducir con llantas desgastadas es peligroso y puede causar accidentes. Crédito: Shutterstock

Las llantas son un elemento muy importante para el buen funcionamiento y seguridad del auto mientras conduces. 

Si las llantas son el único punto de unión entre el auto y el suelo, son las encargadas de soportar el peso del vehículo y resistir la transferencia de carga en aceleración y en frenada. Sin duda, los neumáticos tienen funciones muy importantes y por eso siempre deben estar en buen estado.

El tiempo de vida de las llantas depende del tipo de uso, las carreteras por las que circulan y la forma de conducción del propietario. Así que siempre debes inspeccionar tus llantas y reemplazarlas si es necesario.

Por eso. aquí te decimos cinco fáciles maneras de saber si necesitas llantas nuevas.

1.-  Desgaste visible

No se necesita mucho trabajo para determinar si sus neumáticos están gastados. Básicamente, todos los neumáticos actuales tienen indicadores de desgaste de la banda de rodamiento. Una vez que las figuras estén a nivel con la banda de rodadura, sabrá que es hora de reemplazar tus llantas.

2.- Grietas 

Con el tiempo y el clima el caucho se endurece y se seca, esto provoca que se hagan grietas en las llantas. Los neumáticos nuevos tienen aceites y productos químicos destinados a ralentizar este proceso, pero con el tiempo, tienden a evaporarse, filtrarse o simplemente romperse. 

Revisa de cerca tus neumáticos y busca pequeñas grietas en la pared lateral o en los bloques de la banda de rodadura, así como grietas más grandes entre las huellas. Si encuentras grietas en la llanta, es hora de cambiarlas por unas nuevas.

3.- Son viejos

Estos neumáticos viejos muestran lo que se conoce como parche de desgaste, una clara señal de que necesitan ser reemplazados.

Cuando las llantas son viejas, normalmente comienzan a tener más problemas y ponen en riesgo su seguridad y la de todos los tripulantes. Los expertos de la industria automotriz tienden a recomendar reemplazar sus llantas cada 6 a 10 años y realizar inspecciones de rutina para monitorear su desgaste en ese período de tiempo.

4.- Menos tracción 

El desgaste de la figura de la llanta puede resultar en una tracción muy disminuida. Esto es especialmente común en neumáticos para camiones ligeros y autos de pasajeros con índices de vida útil altos, particularmente en condiciones de humedad.

Lo que sucede es que el compuesto de la banda de rodadura se endurece por el ciclo de calor o simplemente por el diseño o la construcción del neumático. Este endurecimiento reduce el agarre del neumático.

Si nota que sus neumáticos se ven bien pero no siente que se agarren a la carretera como antes, probablemente deberías cambiarlas por unas nuevas.

***

Te puede interesar:

3 de las mejores llantas para camionetas off roads

Ventajas y desventajas de inflar las llantas con nitrógeno

En esta nota

protección de neumáticos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain