Analizamos el 2021 Jeep Grand Cherokee L de tres filas de asientos

Desde la nueva planta Mack de Stellantis en Detroit, llega al mercado la 5ª generación de uno de los SUVs más premiados de la historia, el Jeep Grand Cherokee, con un profundo rediseño que mejora el confort interior y las capacidades tecnológicas sin olvidarse de ser un todoterreno 4x4

Analizamos el 2021 Jeep Grand Cherokee L de tres filas de asientos
El nuevo Jeep Grand Cherokee L se ensambla en la planta Mack de Detroit.
Foto: Impremedia

Después de tres décadas y en la 5ª generación, el Jeep Grand Cherokee incluye por primera vez tres filas asientos. La decisión de Jeep no es menor, ya que estamos hablando del SUV con más premios de la historia. Un modelo que cambió la historia de la marca: antes de que empezara a fabricar el Grand Cherokee, Jeep estaba en el quinto lugar mundial en ventas de automóviles tipo SUV. Después del lanzamiento del primero modelo, se situó a la cabeza en la categoría, según explicó en la presentación del vehículo a la prensa Scott Tallon, director de Marketing de Jeep para Norteamérica.

El 2021 Jeep Grand Cherokee L, con esa tercera línea de asientos en la que cabe un adulto, y que se puede configurar con 6 ó 7 asientos, llegará a los concesionarios a últimos de julio o principios de agosto, pero se puede encargar desde ya a partir de un precio de $36,995 dólares (modelo Grand Cherokee L Laredo 4×2 V6). Aunque en los modelos superiores, como el Grand Cherokee L Summit Reserve Package 4×4 V8 el precio se va hasta los $65,290 dólares. (Mira aquí todos los precios del Jeep Grand Cherokee L).

El motor V6 es de 3.6 litros y entrega 293 caballos de potencia y 260 libras/pie de torque. El motor V8 es un 5.7 litros de 357 caballos y 390 libras/pie de torque.

El nuevo Grand Cherokee L se ofrece en dos motores, pero siempre con transmisión automática de 8 velocidades.
El nuevo Grand Cherokee L se ofrece en dos motores, pero siempre con transmisión automática de 8 velocidades. / Foto: Siempre Auto

En cualquiera de los seis modelos que se ofrecen -cuatro más intermedios además de los mencionados-, la versión que no es tracción 4×4 viene con tracción trasera y es $2,000 más barata. Pero la verdad, ¿merece la pena comprarse un Jeep y renunciar a las capacidades de un 4×4? Nosotros creemos que no.

Rediseño sobre tres ideas

El 2021 Jeep Grand Cherokee L tiene más capacidad interior que su predecesor (17 pulgadas cúbicas) pero pesa 175 libras menos gracias a un mayor uso del aluminio. Este SUV se concibió sobre tres principios, según Tallon:

1. Aumentar su capacidad 4×4, que se ofrece ahora con cuatro variaciones para adaptarse a diferentes situaciones y terrenos. Además, se ha aumentado la distancia al suelo en 4 pulgadas respecto a la anterior generación, lo que permite superar obstáculos más altos y superar zonas de agua más profundas. Y el vehículo sube y baja la suspensión más rápido que antes.

2. Mejora en los elementos de seguridad, con sensores de aparcamiento frontales de serie y extras como la ayuda activa (Active Drive Assist) para mantener el auto entre líneas en carretera -efectiva, aunque aún mejorable-, aviso de punto ciego al cambiar de carril, sensor de reconocimiento de peatones o cámara de visión nocturna. (Es importante mencionar que el sistema “Active Drive Assist” no es un copiloto que maneje solo el auto. Las manos siempre tienen que estar tocando el volante; en caso contrario, a los pocos segundos comienzan a aparecer señales progresivas para llamar la atención del conductor. La última señal es un pequeño frenazo que despierta al conductor en caso de haberse quedado dormido).

3. Diseño totalmente nuevo. Jeep busca un Grand Cherokee más “atlético” y, sobre todo, mejora en el interior con la tercera fila de asientos y con un panel frontal mucho más elegante y moderno. El techo interior ya no tiene controles para la ventilación de la zona trasera, ya que ahora se sitúan abajo detrás de la consola central. Eso aumenta la amplitud por encima de la cabeza.

Todo estos cambios se incorporaron sin dejar de lucir como un Jeep. El auto sigue siendo muy reconocible.

Sobre el diseño exterior

El 2021 Grand Cherokee L puede remolcar hasta 7,200 libras.
El 2021 Grand Cherokee L puede remolcar hasta 7,200 libras. / Foto: Siempre Auto

Mark Allen, director de Diseño Exterior de Jeep, asegura que en el nuevo Gran Cherokee L se buscó aumentar la visibilidad desde la posición del conductor. Otras mejoras incluyen luces LED y la opción de un techo negro (viene standard con el techo del color del resto del auto).

Los rines son de 18 pulgadas en los módelos más básicos, incluido el Grand Cherokee L Limited y el Overland, pero en este último se incluyen neumáticos especiales off-road. En las versiones Summit (las más caras), los rines son de 21 pulgadas.

Un interior muy mejorado

El responsable del nuevo interior del 2021 Grand Cherokee L es Chris Benjamin, director de Diseño Interior de Jeep. Benjamin se mostró muy orgulloso de las mejoras respecto al modelo anterior, sobre todo del panel frontal de instrumentos, con el que se busca una mayor amplitud y mejor integración con las puertas y con la consola central. Estas novedades se irán incorporando a otros modelos de Jeep en los próximos años.

El interior se ha mejorado sustancialmente, con elementos de lujo en las versiones superiores.
El interior se ha mejorado sustancialmente, con elementos de lujo en las versiones superiores. / Foto: Siempre Auto

También se incluyeron pequeños detalles distintivos. Por ejemplo, al abrir la puerta, en el lateral se puede leer “Since 1941”. Y se ha incluido madera o material que imita a la madera en el panel frontal y en las puertas.

En el volante, el logo de Jeep se destaca más que antes. Y el cilindro de cambio de marchas -un elemento que no es de nuestro gusto personal- es ahora de metal con un diseño distintivo.

Es notable la mejorar en el sistema multimedia con la tecnología McIntosh, expertos en audio. Los altavoces del auto incluyen además el logo “Mc” de la marca.

Como viene siendo habitual en modelos nuevos, se incluye una luz interior de ambiente en puertas y debajo del panel central para crear una atmósfera en la noche dentro del auto. La luz se puede cambiar a cinco colores diferentes.

En los asientos lo más destacable es la calidad de los traseros, similar a los delanteros. Además, las dos filas traseras son abatibles para lograr un suelo totalmente horizontal. Y en las versiones superiores y con asientos de cuero aparece grabado el trim en los propios asientos. Otro extra son los asientos con masaje, tanto para conductor como para pasajero.

El 2021 Jeep Grand Cherokee L Summit Reserve con acabado interior Tupelo.
El 2021 Jeep Grand Cherokee L Summit Reserve con acabado interior Tupelo. / Foto: Jeep

Conectividad y pantallas accesibles

Cada vez más la tecnología multimedia y la conectividad son esenciales en un auto. En Jeep son conscientes de ello y han mejorado las pantallas, tanto en la consola central como en la de información para el conductor tras el volante. Se trata de pantallas de 10 pulgadas a todo color. El cluster digital del conductor se puede configurar hasta en dos docenas de posiciones diferentes, y tiene la opción de mapa a pantalla completa, dijo Vince Galante, director de Experiencia de Uso del Jeep Grand Cherokee L, que explicó que trataron de buscar una experiencia similar a la de un smartphone.

Una cámara frontal permite ver qué tenemos delante en una pendiente muy empinada.
Una cámara frontal permite ver qué tenemos delante en una pendiente muy empinada. / Foto: Jeep

En la pantalla central también se puede ver la imagen recogida por las cámaras 360º alrededor del auto.

El celular se puede conectar sin cables al sistema multimedia a través de Android Auto o Apple Car Play. También se ofrece una aplicación para celulares que permite activar comandos de forma remota.

El 2021 Jeep Grand Cherokee no deja de ser un SUV con potentes capacidades 4x4.
El 2021 Jeep Grand Cherokee no deja de ser un SUV con potentes capacidades 4×4. / Foto: Siempre Auto

El 2021 Jeep Grand Cherokee L está ensamblando en la nueva planta Mack de Stellantis en Detroit. La compañía se comprometió a invertir $1,600 millones de dólares en Mack, que es la primera planta de ensamblaje que se ha abierto en Detroit en los últimos 30 años.

La planta Mack de Stellantis da trabajo a 3,800 personas, de las que 2,100 son residentes de Detroit.
La planta Mack de Stellantis da trabajo a 3,800 personas, de las que 2,100 son residentes de Detroit. / Foto: Siempre Auto

· ¿Cuáles son los Jeep Grand Cherokee usados más económicos?
· Más noticias de Jeep