Apple se prepara para el lanzamiento de su auto eléctrico, pero las demás marcas del rubro dicen no temer su competencia

Volkswagen es una de las firmas automotrices que que no teme la llegada del Apple Car. El CEO de esta compañía cree que no se puede avanzar sobre la industria automotriz intempestivamente y tener éxito.

Apple se prepara para el lanzamiento de su auto eléctrico, pero las demás marcas del rubro dicen no temer su competencia
Apple asegura que su carro autónomo podría llegar para 2024.
Foto: Pixabay

El desarrollo de Apple de su propio vehículo eléctrico continúa dando de qué hablar. Aunque el automóvil de Apple tiene el potencial de ser una fuente importante de competencia para los fabricantes de automóviles que actualmente diseñan vehículos eléctricos, el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, dice que no está particularmente preocupado por la llegada de este automóvil.

Los planes de Apple para un coche eléctrico

Apple comenzó a diseñar planes para su propio automóvil eléctrico ya en 2014. Conocido como Proyecto Titán, los esfuerzos en torno a este vehículo han sido un misterio durante años debido al hecho de que Apple no ha hecho públicos sus planes.

Sabemos que ha habido cierta conmoción al respect, pues Apple ha detenido el proyecto al menos una vez, y en 2019 el veterano de Apple y ex empleado de Tesla, Doug Field, despidió a casi 200 personas que trabajaban en el Proyecto Titán.

Ahora, sin embargo, las fuentes indican que los planes de Apple han avanzado significativamente. Según los informes, la marca apunta a una fecha de lanzamiento del vehículo en 2024, aunque es muy posible que se produzcan retrasos debido a la pandemia.

El objetivo parece ser la creación de un vehículo personal para los consumidores. Esto distingue a Apple de algunos de sus competidores, que se han centrado principalmente en los servicios de transporte autónomo.

Sin embargo, el factor que realmente distingue al automóvil de Apple es el diseño de la batería. Información privilegiada anónima dijo a Reuters que el nuevo diseño de “monocelda” de Apple podría reducir significativamente el costo total de las baterías al tiempo que aumenta la autonomía del vehículo.

Funciona aumentando el volumen de las celdas de la batería, despejando espacio dentro del paquete y haciendo posible incluir más material activo dentro de la batería. Las fuentes describen la batería como “siguiente nivel” y dicen que será “como la primera vez que vio el iPhone”.

Desafíos de fabricación para Apple

A pesar de estos informes optimistas, Apple enfrenta una gran cantidad de desafíos que significan que rivales como Volkswagen aún no están demasiado preocupados. Una dificultad significativa es el hecho de que Apple no es un fabricante de automóviles y, por lo tanto, deberá depender de una fuente externa para ensamblar su vehículo.

El pasado mes de diciembre, la marca aún parecía insegura sobre la ruta que tomaría el proyecto a estas alturas. Es probable que intente encontrar un socio de fabricación para fabricar un automóvil de la marca Apple, pero podría terminar necesitando concentrar sus esfuerzos en simplemente crear un sistema de conducción autónoma que pueda integrarse en un vehículo preexistente.

¿Por qué no le preocupa Volkswagen?

Si bien la fabricación es un problema importante para Apple, el principal desafío, y la razón por la que Volkswagen sigue sin preocuparse, es la cuestión del costo y la escala a la que tendría que enfrentarse el Apple Car.

Para garantizar una ganancia, los fabricantes de automóviles a menudo requerirán volúmenes que podrían representar un problema incluso para una empresa tan grande como Apple. Producir repentinamente más de 100,000 vehículos al año no es una tarea fácil.

“La industria automotriz no es un sector tecnológico típico que se pueda tomar de un solo golpe”, señaló el CEO de Volkswagen. Si bien menciona que la experiencia de Apple en el diseño de baterías significa que ciertamente tiene la capacidad de crear un gran vehículo, la magnitud del proyecto ha tranquilizado a Volkswagen.

Otros expertos están de acuerdo. Según Reuters, el inversor de Apple, Trip Miller, reconoce las habilidades de diseño de la marca, pero se pregunta si sería mejor crear un sistema operativo avanzado para un fabricante de automóviles existente. Esto permitiría a Apple flexionar sus avances tecnológicos sin necesidad de crear un vehículo desde cero.

Independientemente de cómo Apple planee proceder, Volkswagen todavía no está demasiado preocupado. El automóvil de Apple podría ser una innovación increíble, pero llevará años ejecutarlo correctamente. Mientras tanto, Volkswagen seguirá desarrollando sus propios vehículos y avanzando en el segmento.

*********

TE PUEDE INTERESAR:

Qué es un tratamiento de barra de arcilla y cómo puede ayudar a tu auto a lucir impecable
Así es el auto concepto de la NASA que podría ser el primero en conducirse en Marte