Biden puja para que Estados Unidos supere a China en la fabricación de autos eléctricos

Luego de visitar una planta de baterías y autobuses eléctricos, el presidente Joe Biden manifestó su deseo de que Estados Unidos supere a China en la producción de este tipo de tecnología

Biden puja para que Estados Unidos supere a China en la fabricación de autos eléctricos
El presidente Biden anunció su compromiso de impulsar la producción de vehículos eléctricos en Estados Unidos en los próximos años.
Foto: Gayatri Malhotra / Unsplash

Luego de su visita en las instalaciones de Proterra, una fábrica de autobuses eléctricos en California del Sur, el presidente Joe Biden expresó claros deseos de convertir a Estados Unidos en el principal productor de energía libre de emisiones del sector automotriz. Su propuesta implica un presupuesto inicial de $174 mil millones que serían invertidos en la creación de nuevas estaciones de servicio para carga eléctrica y en la producción de autobuses y automóviles con estas características.

Biden también asomó un presupuesto de 20 mil millones que serían usados en la electrificación de autobuses escolares y otros 25 mil millones destinados a algunos autobuses en las calles, aprovechando la experiencia y la guía de empresas como Proterra. De todos los estados del país, el único que ha hecho grandes esfuerzos para convertirse en un lugar libre de emisiones ha sido California, anunciando la prohibición de autos de gasolina para 2035. Mientras se acerca esa fecha tope, el estado implementa una serie de incentivos para aquellos conductores que han decidido contribuir con el medio ambiente cambiando sus autos por vehículos híbridos o eléctricos.

Según el mandatario, Estados Unidos tardaría en ponerse al día en la fabricación de autos eléctricos pero, una vez alcance a China, podría convertirse en el principal proveedor de todo el mundo. Con estas proyecciones, Biden estima que su país tenga grandes avances en este sector de la industria para 2030, por eso ya ha iniciado labores junto a todo su equipo para aplanar el camino hacia el país libre de emisiones que desea. Su visita a la fábrica de Proterra se suma a la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a Thomas Built Buses, otra fábrica de autobuses eléctricos ubicada en Carolina del Norte.

Estas iniciativas ponen al país en la carrera por hacer frente al cambio climático, una realidad que no recibió atención durante el gobierno del expresidente Donald Trump, quien se negó rotundamente a mantener el Fondo Verde para el Clima (FCV) establecido por las Naciones Unidas. Se espera que durante esta administración sean retomados estos esfuerzos que beneficiarían a los países en vías de desarrollo, colaborando con ellos en su adaptación a los nuevos tiempos.

A pesar de estas buenas noticias, Biden no está claro sobre el tiempo que tomará convertir a Estados Unidos en un país libre de emisiones que además sea proveedor de formas de energías más limpias. Con esto además reconoce que será difícil vencer a China, cuyas ventas de vehículos eléctricos superaron los 1,3 millones el año pasado.

También te puede interesar

Los ganadores del World Car Awards 2021: el Volkswagen ID.4, el Auto del Año