CEO de Alfa Romeo se niega a instalar pantallas digitales en sus autos, una apuesta que podría ser fatal hoy en día

Las pantallas digitales son actualmente un componente básico en la configuración de cualquier automóvil moderno. Sin embargo, Alfa Romeo se niega a abordar esta tecnología, pues la considera innecesaria para un automóvil

El interior de los autos de Alfa Romeo luce anticuado sin pantallas modernas en el tablero.
El interior de los autos de Alfa Romeo luce anticuado sin pantallas modernas en el tablero.
Foto: Alfa Romeo / Cortesía

Las ames o las odies, las pantallas son una gran parte del interior de los automóviles modernos. La mayoría de los modelos nuevos ponen un gran énfasis en características como la pantalla de información y entretenimiento, ya sea la nueva Ford Expedition 2022 o algo como el Mercedes-Benz EQS y su todopoderosa Hyperscreen. Y si bien podría parecer que el mundo de la automoción se está inclinando hacia las tabletas con ruedas, al menos un fabricante de automóviles se ha comprometido a utilizar la menor cantidad de pantallas posible.

Alfa Romeo Giulia y Stelvio MY2020
Alfa Romeo Giulia y Stelvio MY2020. / Foto: Cortesía Alfa Romeo.

Alfa Romeo cree que el conductor debe ser el principal centro de atención

En una entrevista con el medio de comunicación francés BFM Business, el CEO de Alfa Romeo, Jean-Philippe Imparato, rechazó la idea de que las pantallas ensucien el interior de los automóviles de la marca. En cambio, dijo que los conductores deberían ser el centro de atención, no una pantalla brillantemente iluminada atascada en el centro del tablero.

Cuando te subes al asiento del conductor de un Alfa Romeo, encuentras una cabina que es bastante análoga. Eso es bastante raro para una marca de automóviles premium en 2021. Es por diseño, y aunque otros fabricantes siguen presentando interiores más centrados en la pantalla, eso no es un buen augurio para Alfa.

“Alfa Romeo, tengo un posicionamiento muy particular. El conductor, el conductor en el centro, la menor cantidad de pantallas posible en el automóvil”, dijo el CEO de Alfa Romeo, Jean-Philippe Imparato. “No vendo un iPad con un coche a su alrededor, vendo un Alfa Romeo“, señaló.

Alfa Romeo Giulia
Alfa Romeo Giulia. / Foto: Cortesía Stellantis.

La competencia tecnológica es grande

Las tendencias de la industria automotriz cambian a un ritmo rápido, y esto generalmente comienza con marcas premium y modelos emblemáticos. La nueva tecnología también es cara, por lo que características de lujo como emblemas iluminados, pantallas grandes, sistemas de asistencia al conductor e incluso vehículos eléctricos se comercializan con frecuencia como símbolos de estado. Esto crea mucha competencia entre las marcas premium para atraer compradores en un mercado feroz donde la tasa promedio de retención de clientes es inferior al 50%.

Esta decisión hace que los autos de Alfa Romeo se sientan anticuados

Algunos argumentan que el rechazo de Alfa a las tendencias de la industria como la pantalla ha hecho que sus interiores se sientan anticuados. Por ejemplo, el Stelvio tiene una configuración de tablero que recuerda a los primeros BMW de la era iDrive. Para los entusiastas, la sensación analógica parece una gran idea, pero el Stelvio es un vehículo premium y el mercado premium está enamorado de las tabletas grandes. Por otra parte, el Stelvio siempre se ha separado de un BMW X3 o Mercedes GLC no con tecnología, sino con su experiencia de conducción. Y para bien o para mal, eso podría significar que los compradores más centrados en el lujo comprarán en otro lugar funciones conectadas y pantallas más grandes.

Alfa Romeo Stlevio
Alfa Romeo Stelvio. / Foto: Cortesía Stellantis.

Alfa Romeo podría verse obligada a cambiar de pensar

Aún así, es posible que la marca no pueda negar las pantallas por mucho más tiempo. Después de todo, no es raro que los fabricantes de automóviles cedan una pulgada en nombre de la rentabilidad. El ex director ejecutivo de Ferrari, Sergio Marchionne, dijo una vez que construir un SUV podría “bastardear la marca”, pero al año siguiente nos enteramos del próximo crossover Purosangue. Ferrari dice que no es un SUV, sino que lo llama un “vehículo utilitario Ferrari”, que es una excusa tan buena como cabría esperar de Maranello.

**********

TE PUEDE INTERESAR: