Cómo abrir la puerta de tu auto cuando está congelada

Cubrir el vehículo puede ser la forma más efectiva de protegerlo de las precipitaciones que congelan las puertas. Existen muchas formas de evitar que se atasque tu puerta, sólo tienes que actuar antes de dejar el auto afuera

Cuando las puertas se congelan, pueden haber daños al intentar abrirlas.
Cuando las puertas se congelan, pueden haber daños al intentar abrirlas.
Foto: Максим Шкляев / Pexels

El invierno trae muchos retos para los dueños de autos cada año. Antes de que las bajas temperaturas lleguen, debes preparar tu auto para soportar el frío, además debes de saber todo lo que tienes que hacer y cómo conducir en esta temporada.

Cuando el clima invernal se vuelve extremo, además de limpiar la nieve encima del auto y del camino, las puertas de los autos tienden a congelarse debido a la formación de hielo en la puerta, en el marco de la puerta o dentro del mecanismo de bloqueo. 

Cualquiera que sea el caso de congelamiento, el objetivo es abrir la puerta sin que dañes la superficie de la puerta, las gomas alrededor de la puerta o los componentes dentro de la cerradura.

Cuando las puertas de un auto se congelan, porque una capa de hielo se ha formado en su superficie a causa de las bajas temperaturas, es casi imposible tener acceso al interior del vehículo. Sin embargo, existen varias formas de remover dicha capa sin dañar el exterior o vidrios del auto.

Formas para abrir la puerta de tu auto cuando está congelada.

– Empuja y trata de abrir la puerta rápidamente. Esto genera que la capa de hielo se despegue en algunas ocasiones.

– A diferencia del parabrisas, en este caso sí se recomienda utilizar un balde con agua tibia o caliente, pero solo en las partes de la superficie y no en el vidrio.

– Utiliza productos especiales para descongelar. Esto facilita el abrir la puerta, solo debes de seguir las instrucciones.

– Si tu auto tiene auto-encendido, enciende el vehículo con la llave electrónica para calentar el auto y después abre el vehículo.

– Con una secadora de cabello puede derretir el hielo alrededor del marco de la puerta y descongelar la cerradura. Es recomendable mantener a unas seis pulgadas de distancia la secadora y moverla hacia adelante y hacia atrás durante un par de minutos. Una vez que el hielo se derrita, abra suavemente la puerta. 

En estados donde las temperaturas pueden bajar a los 0º F y las nevadas son cosa de casi todos los días, los problemas son aún más complicados y pueden variar desde ventanas congeladas hasta neumáticos cubiertos de hielo.

***

Te puede interesar:

Los daños principales de un auto que pasó por una inundación

Cómo eliminar la humedad de los faros del auto