Cómo debes hacer el mantenimiento a la llanta de repuesto

La llanta de repuesto debe de estar lista en todo momento, ya que no se sabe en qué momento se pueda utilizar. Es por eso que siempre debes inspeccionar y realizar servicios de mantenimiento a este neumático

Llantas de refacción

La llanta de refacción también necesita servicios de mantenimiento.  Crédito: Shutterstock

Las llantas de refacción están diseñadas con el único propósito de permitir que el automovilista se traslade a un lugar seguro sin tener que quedarse tirado en medio de la carretera.

Todos los vehículos salen del concesionario con una llanta extra de refacción, la cual está diseñada para ser utilizada en caso de que cualquiera de los otros neumáticos sufra una avería. Esta llanta, más pequeña, normalmente se encuentra dentro de la cajuela de los autos o por debajo de la parte trasera en las pickups.

A pesar de que las llantas de repuesto están guardadas y no están haciendo ningún trabajo, también requiere de mantenimiento para que esté siempre lista en caso de que sea necesaria.

¿Cómo debes hacer el mantenimiento de la llanta de repuesto?

Al igual que todas las llantas en tu auto, debes revisar la presión del neumático de repuesto con la misma constancia. También es importante que estés al pendiente sobre los signos de envejecimiento que pudiera presentar como grietas o cambios en la coloración.

Cada que inspeccionen visualmente la llanta de repuesto, pon especial atención en el estado del caucho y asegúrate de que no presenta resequedad. Para evitar esa resequedad, te aconsejamos incluir a la llanta de refacción en la rutina de limpieza del auto, utilizando un shampoo suave, sin agentes tóxicos como por ejemplo, una mezcla con glicerina o aceite mineral para que la llanta quede protegida.

El espacio que ocupa la llanta en tu cajuela también debe estar limpio, seco y libre de sustancias corrosivas, además debes estar seguro de que la llanta de refacción no quedará junto a una fuente de calor constante que comprometa la calidad del caucho.

No olvides que las llantas de refacción también sufren deterioro casi al mismo nivel de los neumáticos que están en uso. Con el tiempo y los gases que el auto produce, terminan por debilitar el compuesto de caucho de las llantas y las llantas se pueden llenar de grietas.

***

Te puede interesar:

Llanta de refacción: cuánto tiempo puedes usar la llanta de refacción y a qué velocidad debes usarla
Por qué las balatas de cerámica son la mejor opción para tu auto

En esta nota

llantas del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain