Con este consejo evitas averías en tu motor turbo en sólo un minuto

Dar un buen mantenimiento a tu motor turbo es más sencillo de lo que crees y te ahorrará una fuerte avería y gasto a tu bolsillo

Con este consejo evitas averías en tu motor turbo en sólo un minuto
Motor Turbo Ford Mustang. / Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay

El motor de un auto es una de las partes fundamentales que requiere de gran cuidado y mantenimiento, pues sin él, un auto simple y sencillamente no serviría. Sin embargo, contar con un motor turboalimentado exige aún más de cuidados y atenciones que evitarán una avería que, además, podría resultar sumamente costosa.

¿Cómo funciona un motor turbo?

Un turbocompresor está compuesto por dos turbinas unidas por un eje, llamado “carrete”. Este eje está bañado en el mismo aceite del motor, y es el encargado de que la turbina gire a más de 200.000 rpm sin ningún tipo de problema. De acuerdo con el portal Diariomotor, con los años, los ciclos de calor-frío extremos acaban generando holguras y desgaste en el eje del turbocompresor.

Por si esto no fuera suficiente, la fricción generada en el turbocompresor provoca que su vida útil se vea amenazada drásticamente, sin embargo, con los cuidados correctos, tu motor turbo podría durar más de lo que te imaginas.

Otro factor a tener en cuenta es que, si al encender tu auto aceleras con fuerza, estarás haciendo funcionar al motor turbo con un extra de fricción, además, el aceite del motor aún no habrá bañado adecuadamente sus componentes internos, y se someterá a un fuerte estrés térmico.

Uno de los síntomas que demuestran que un turbo está a punto de averiarse, es que el coche comenzará a consumir aceite y las vibraciones causadas por las holguras pueden desembocar en una rotura de las hélices de la turbina. Si esa turbina está en el lado de la admisión, acabará en el interior de tu motor causando una rotura catastrófica y una reparación sumamente costosa.

¿Cómo puedes mantener tu turbo en buenas condiciones en sólo un minuto?

Uno de los consejos más efectivos para mantener tu turbo en buenas condiciones es que, cuando arranques el coche, mantenlo un minuto al ralentí, sin mover el auto. Una vez haya pasado el minuto, emprende la marcha y conduce con suavidad hasta que el coche alcance la temperatura de servicio del aceite, es decir unos 15 minutos desde el arranque.

Una vez realizado este proceso tu turbo podrá ser utilizado con toda la potencia que desees y sin mayor preocupación, además de proteger tu motor turbo, protegerás tu bolsillo.

**********

TE PUEDE INTERESAR: