El famoso Toyota Supra de la película Fast and Furious está a la venta

El Toyota Supra que fue auto de Bian O´Connor en la primera y segunda película de Fast & Furious será subastado por Barrett-Jackson en Las Vegas, Nevada el junio de 2021

El Supra ganó popularidad después de su papel en Fast & Furious
El Supra ganó popularidad después de su papel en Fast & Furious
Foto: Anastase Maragos / Unsplash

El famoso Toyota Supra que manejaba Brian O´Connor en la primera película de la saga de Fast & Furious, está a la venta en la casa de subastas de Barrett-Jackson.

Este vehículo fue uno de los encargados de generar a muchos amantes de los autos deportivos e importados. Su papel al lado de el protagonista O´Connor marcó a miles de personas y se volvió un auto que se puede reconocer en donde sea que esté.

Según la casa de subasta Barrett-Jackson, este Supra, un modelo original de doble turbo, fue conducido por Paul Walker en la pantalla para múltiples tomas interiores y exteriores a lo largo de The Fast & The Furious de 2001. Luego fue recuperado por el estudio y modificado para interpretar el papel del Supra impulsado por el personaje secundario Slap Jack (interpretado por Michael Ealy) a lo largo de 2Fast 2Furious de 2003. Más tarde, el automóvil sería restaurado a su estado anterior, recuperando su pintura de origen Lamborghini Diablo, la librea “Nuclear Gladiator”, las ruedas Dazz Motorsport Racing correctas, el capó estilo TRD y el alerón trasero de aluminio.

El Toyota Supra será subastado por Barrett-Jackson en junio de 2021, jugó papeles protagónicos tanto en la primera como en la segunda película Fast. Aficionados al cine, esta es su oportunidad de poseer un pedazo de historia.

Con lo que podemos ver en las fotos de Barrett-Jackson, se ve que el auto está en muy buenas condiciones y tiene el diseño original de la película. La subasta no tendrá límites, así que si que este modelo puede llegar a ser el Supra más caro, superando el último Fast Supra original que se vendió en una subasta en 2015 por $185,000.

Este no es el único auto que el fallecido actor, Paul Walke, condujo y que después se puso a la venta.

En 2020 se subastó una colección de Walker, más otros autos que el actor condujo en las películas de la franquicia y fueron subastadas por Barrett-Jackson en Arizona. 

Entre los 21 autos que fueron subastados se encotraban siete BMW M3s, los cuales cuentan con un motor de 3.0 litros y una transmisión manual de cinco velocidades. Cinco de esos siete son del año 1995 y ligeros, y solo 125 fueron producidos en total.

También hay un Ford Boss 302S nunca antes conducido en carreras con un motor V8 de 5.0 litros y transmisión manual de seis velocidades. Además de un modificado Nissan 370Z del 2009 con solo 2,623 millas en su tablero y cinco motor V6 de 3.7 litros y una transmisión manual de cinco velocidades.

***

Te puede interesar:

Mazda descontinuará el sedán familiar Mazda6 en Estados Unidos hasta 2023

El Chevrolet Bolt EV tiene un descuento impresionante y podrías conseguirlo por $24,500