El icónico Toyota Supra de Paul Walker tiene nuevo dueño y se vendió por más de medio millón de dólares

Los autos de películas siempre se han destacado por ser vehículos impresionantes que difícilmente se pueden olvidar. El Toyota Supra conducido por Paul Walker en la película Rápido y Furioso es uno de ellos y hoy ya tiene un nuevo dueño

El icónico Toyota Supra de Paul Walker tiene nuevo dueño y se vendió por más de medio millón de dólares
El Toyota Supra Turbo 1994 fue usado en dos de las películas de la saga de The Fast and the Furious y Paul Walker lo condujo durante los rodajes. / Foto: Barrett-Jackson.
Foto: Barrett-Jackson / Cortesía

Hace algunas semanas compartíamos la noticia de que uno de los autos estrella de la película de 2001, Rápido y Furioso, el icónico Toyota Supra 1994 que condujo Paul Walker, se subastaría para encontrar un nuevo hogar. El tiempo pasó y el esperado día llegí, el vehículo cruzó el bloque de subastas en Barrett-Jackson en busca de un nuevo dueño.

¿Por cuánto se subastó el famoso auto de película?

Con un precio de remate de $550,000 dólares, el Toyota Supra 1994 logró su cometido y ahora tiene un nuevo propietario. No es una cifra pequeña para un automóvil vinculado a lo que sin duda se convirtió en una película clásica de culto años después de su debut en taquilla.

Toyota Supra 1994
Toyota Supra Turbo 1994. / Foto: Barrett-Jackson.

Los vínculos con el personaje de Walker, Brian O’Conner, ciertamente ayudaron a subir el precio de este auto de película. Aunque este no es en realidad el coche héroe de la película, Walker condujo este coche de acrobacias en numerosas escenas exteriores e interiores de la película. El automóvil también presentaba todas sus partes originales del mercado de accesorios de la película, incluido el alerón delantero y los faldones laterales Bomex, el capó estilo TRD, las ruedas Dazz Motorsport Racing y el gran alerón trasero APR.

Un verdadero auto deportivo con tranmisión automática

Aunque pensarías que este auto tiene una transmisión manual, no es así. En cambio, el motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros con turbocompresor de serie funciona con la transmisión automática opcional de cuatro velocidades del Supra de cuarta generación. Aún así, este automóvil es absolutamente una parte de la historia del cine que ayudó a convertir el automóvil deportivo de Toyota en un ícono décadas después.

Toyota Supra 1994
Toyota Supra Turbo 1994. / Foto: Barrett-Jackson.

Con un precio final de más de medio millón de dólares, ni siquiera es posible imaginar en cuánto se vendería hoy el auto del héroe de la película. Ese coche, según su propietario original, reside en Holanda estos días.

Por ahora sólo bastará esperar para saber más noticias de este icónico auto, pues aunque tiene un nuevo dueño, su popularidad es tan grande que muy probablemente siga dando de qué hablar, o bien, quizá pasarán algunos años sin saber nada del vehículo, pero sin duda en algún momento hará su aparición nuevamente, quizá sea en la pantalla nuevamente, o quizá sea en otra subasta, mientras tanto, extrañaremos a este Toyota Supra 1994 que ha hecho historia.

********

TE PUEDE INTERESAR:

Auto nuevo: por qué deberías esperar hasta 2022 para comprar uno
4 consejos para no ponerte en riesgo a ti ni a tu automóvil en un estacionamiento público