¿El invierno afecta el rendimiento de un auto híbrido?

No es un problema del sistema, simplemente, el momento en que el motor funciona al 100% de eficiencia tarda más tiempo en llegar

Los autos Híbridos aún en el invierno tienen excelente rendimiento de combustible.
Los autos Híbridos aún en el invierno tienen excelente rendimiento de combustible.
Foto: Etienne Delorieux / Unsplash

Los autos híbridos son impulsados por sistemas de propulsión híbridos, lo que se traduce a la combinación de motor de combustión de gasolina con uno o varios motores eléctricos.

Estos autos son excelentes opciones si deseas la mejor economía de combustible posible. Sin embargo, antes de comprar un auto híbrido, debes de hacer una investigación sobre el auto y su sistema, ya que un vez que lo compres será muy difícil regresarlo si no te gusto 

Antes de adquirir estos vehículos, debes saber que la congestión del tráfico diario, la conducción sobre diferentes tipos de terreno e incluso el clima pueden tener un efecto en la eficiencia general del combustible de cualquier auto, de hecho el clima frío es uno de los que más afecta el rendimiento de los vehículos híbridos.

¿El invierno afecta el rendimiento de un auto híbrido?

Por lo general, el frío influye en la eficiencia de los motores, y en el caso híbrido, cuanto más tarda en entrar en funcionamiento el motor de combustión, más va a tardar en llegar a la temperatura óptima de funcionamiento.

Según Oards, dado que un tren motriz híbrido consta de un motor de gasolina y un motor eléctrico que está conectado a una batería, el clima frío puede afectar en gran medida ambas partes de la configuración. Para empezar, la batería híbrida funciona de manera óptima en climas más cálidos porque la reacción química de la batería al motor híbrido se desarrolla sin problemas si los componentes están calientes.

Sin embargo, cuando el clima exterior es frío (20 grados Fahrenheit) o ​​menos, puede afectar la batería del automóvil al hacer que no produzca tanta energía. Cuando esto sucede, el motor de gasolina tendrá que compensarlo, consumiendo así más combustible en el proceso.

En otras palabras, mientras no esté en la temperatura óptima, será menos eficiente.

Este efecto del frío en los autos híbridos no quiere decir que estemos ante un problema, sino que, simplemente, el momento en que el motor funciona al 100% de eficiencia tarda algo de tiempo en llegar

Según Fueleconomy.gov, el clima frío por debajo de los 20 grados Fahrenheit puede reducir la economía de combustible de un automóvil híbrido entre un 30 y un 34%.

Eso significa que si estás acostumbrado a obtener alrededor de 50 millas por galón en tu auto, ahora tendrás que conformarte con un promedio más común de 33 millas por hora. 

Fueleconomy.gov también dice que el clima frío afecta su vehículo de más formas de las que podría esperar y estas son algunas

– La fricción del motor y la transmisión aumenta en temperaturas frías debido al aceite de motor frío y otros fluidos de la línea de transmisión.

– El motor tarda más en alcanzar su temperatura más eficiente en el consumo de combustible. Esto afecta más a los viajes cortos, ya que el auto pasa la mayor parte de su viaje a temperaturas menos que óptimas.

– Los asientos con calefacción, los descongeladores de las ventanas y los ventiladores de la calefacción utilizan energía adicional.

– Calentar su vehículo antes de comenzar su viaje reduce su economía de combustible; al ralentí se obtienen 0 millas por galón.

– El aire más frío es más denso, lo que aumenta la resistencia aerodinámica de su vehículo, especialmente a velocidades de autopista.

– La presión de los neumáticos disminuye en temperaturas más frías, lo que aumenta la resistencia a la rodadura.

– Los grados de gasolina de invierno pueden tener un poco menos de energía por galón que las mezclas de verano.

– El rendimiento de la batería disminuye en climas fríos, lo que dificulta que el alternador mantenga la batería cargada. Esto también afecta el rendimiento del sistema de frenado regenerativo en híbridos, híbridos enchufables y vehículos eléctricos.

En un clima invernal severo, su millas por galón puede bajar aún más.

– Las carreteras heladas o cubiertas de nieve reducen el agarre de los neumáticos en la carretera, desperdiciando energía.

– Las velocidades de conducción seguras en carreteras resbaladizas pueden ser mucho más bajas de lo normal, lo que reduce aún más el ahorro de combustible, especialmente a velocidades inferiores a 30 a 40 mph.

– El uso de la tracción en las cuatro ruedas consume más combustible.

***

Te puede interesar:

Qué mitos acerca del cambio de aceite deben ser olvidado para siempre

Qué soluciones existen para arreglar el medidor de gasolina de tu auto si se rompe