Esto es lo que debes hacer con el líquido de frenos usado de tu auto

El líquido de frenos usado que se extrae de un auto es considerado un desperdicio peligroso y debe llevarse a una instalación de tratamiento. Ya sea que se trate de líquido nuevo o contaminado, es importante saber cómo desecharlo correctamente después de su uso

Deposito de líquido de frenos

Un deposito de líquido de frenos sucio pueden afectar la eficacia del fluido.  Crédito: IgorShubin | Pixabay

Los servicios de mantenimiento en el sistema de frenos de tu auto son muy importantes para garantizar tu seguridad mientras conduces. 

El líquido de frenos ayuda a transferir la presión del pie del conductor al pedal del freno para detener o disminuir la velocidad del vehículo. Sus niveles deben permanecer llenos y la calidad del fluido siempre debe estar en buen estado.

El líquido en malas condiciones reduce la eficacia de los frenos para detener el auto. En los servicios de mantenimiento, algunas veces es necesario purgar los frenos para eliminar el aire atrapado y eliminar el líquido viejo o contaminado. 

El líquido de frenos debe de ser manipulado con mucho cuidado, ya que este cuenta con una base de alcohol y es altamente inflamable. Además, el fluido usado es tóxico, ya que mientras está sentado en un auto, absorbe metales pesados ​​que lo vuelven venenoso cuando lo ingieren humanos o animales.

Es muy importante saber que el líquido de frenos nunca se debe tirar en el fregadero, desagüe pluvial, en un tanque séptico o en el suelo.

¿Qué debes hacer con el líquido de frenos usado de tu auto?

Como la mayoría de los líquidos para autos, el líquido de frenos se puede reciclar. Debes llevarlo a un centro de reciclaje, donde generalmente se mezcla con líquidos adecuados para crear combustibles alternativos para otros fines. 

Aquí te decimos la manera correcta de almacenar, transportar  y reciclar el líquido de frenos.

1.- Sella el líquido de frenos en un frasco. Prepará el líquido para transportarlo a un centro de reciclaje colocándolo en un recipiente con tapa segura.

2.- Busca un centro de reciclaje de residuos cercano. Investiga en línea para encontrar centros de reciclaje que acepten líquidos de frenos. 

3.- Comprueba si hay eventos de recolección gratuitos. Si bien aceptarán tu líquido de frenos en el horario habitual por una tarifa, algunos centros de reciclaje ofrecen días de recolección gratuitos. 

4.- Consulta las tiendas de autopartes cercanas si no hay ningún centro de reciclaje cercano. Muchas refaccionarias reciclan líquido de frenos que no se haya mezclado con otros líquidos para autos.

5.- Transporte el líquido de frenos. Lleva el líquido al centro de reciclaje o al taller donde reciben el fluido. Ten en cuenta que algunos lugares requieren que el líquido vaya un recipiente especial. 

***

Te puede interesar:

Servicios que se deben hacer al sistema de frenos antes del invierno

5 mitos acerca del líquido de frenos para el auto

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain