Experto en piratería asegura que los vehículos autónomos operarán como ‘mulas’ de drogas

El avance de la tecnología y la llegada del Piloto automático en los autos podría ser usada por los criminales para cometer actos ilícitos, como la entrega de drogas sin necesidad de la interrupción humana

Experto en piratería asegura que los vehículos autónomos operarán como ‘mulas’ de drogas
Interior del Tesla Model 3. / Foto: Cortesía Tesla.
Foto: Tesla / Cortesía

En pleno 2020 y con todos los avances tecnológicos en la industria automotriz, es posible decir que aún estamos lejos de ver vehículos autónomos en su totalidad, sin embargo, es importante que los fabricantes de automóviles, las empresas de viajes compartidos y los investigadores de seguridad descubran cómo estos vehículos robot pueden ser pirateados o utilizados de formas no previstas por los fabricantes. Después del hackeo de OnStar de hace unos años, en el que alguien podía hacerse cargo de un vehículo desde la comodidad de su hogar, las empresas involucradas en el transporte se dieron cuenta de que, si había un problema de seguridad con un vehículo o sistema conectado a un vehículo, alguien lo explotaría.

Entre las afirmaciones más descabelladas al respecto de este tema se encuentra una realizada por el hermano del difunto capo de la droga Pablo Escobar, quien aseguró a una publicación del Reino Unido el año pasado, que los traficantes de drogas usan habitualmente el piloto automático deTesla para entregar drogas ilegales sin personas detrás del volante.

Tesla Model 3. / Foto: Cortesía Tesla.

“Escuché que mucha gente lo usa especialmente para países de América del Sur y que muchas personas pueden piratear los sistemas hoy en día también para hacerlo de la manera que quieran”, dijo, sin proporcionar evidencia alguna.

La teoría detrás del uso de un vehículo autónomo como sustituto del crimen parece ser que las personas son falibles, no confiables y no siempre trabajan en el mejor interés de sus amos criminales. Si saca a una persona de una empresa criminal, reduce el riesgo de que lo atrapen. Pero eso no significa que un robot sobre ruedas vaya a ayudar a reforzar los sindicatos del crimen. En todo caso, podrían ser peores que las personas que hablan de más.

“Estos vehículos anónimos, sabrán de dónde vienen y hacia dónde van”, dijo Robert Leale, presidente de CanBusHack y cofundador de Car Hacking Village. The Village es parte de la anual Conferencia de hackeo de Def Con. Leale señaló que estos vehículos dejan una miga de pan digital dondequiera que van. Si bien un delincuente podría pensar dos veces antes de hablar con la policía si lo atrapan, a un automóvil autónomo “no le importa si te delata”, dijo Leale.

No es solo el hecho de que los vehículos autónomos contengan un tesoro de datos sobre sus movimientos que podrían conducir directamente a cualquier criminal. Parte de lo que les ayudará a tener éxito es una conexión con la infraestructura que atravesarán. Los sensores en los semáforos, las señales y entre otros vehículos, así como las señales celulares que emiten señales desde las torres locales, son formas de señalar la ubicación exacta de un vehículo.

Tesla Model 3. / Foto: Cortesía Tesla.

Estos escenarios involucran vehículos de propiedad personal. Ni siquiera entran en la mina de oro de datos asociada con el uso de un servicio de viajes compartidos. Es probable que tengan cámaras tanto dentro como fuera de los automóviles para vigilar a los pasajeros y compartir todos esos datos directamente con los servidores de una empresa. También es probable que sean monitoreados por humanos si el automóvil detecta que algo es un poco extraño. Entonces, si las computadoras no delatan a los criminales, los humanos que se encuentran potencialmente a cientos de millas de distancia lo harán.

“No es una situación ideal si quieres realizar actividades ilegales”, dijo Leale en una entrevista realizada por Car and Driver. “Hay un costo y un gasto enorme”, agregó. La cantidad de trabajo necesario para eludir todos estos sistemas supera con creces los beneficios. Eso no quiere decir que no sucederá. Los ataques dirigidos contra los vehículos de las personas siguen siendo una posibilidad y ajustar el software de un vehículo autónomo para hacer cosas como conducir por el desierto u otro entorno donde el seguimiento es difícil es una posibilidad. Pero requerirá mucho trabajo y, como cualquier exploit en un sistema, una vez descubierto, lo solucionarán los investigadores de seguridad que trabajan para fabricantes de automóviles, proveedores y empresas de viajes compartidos. Por lo tanto, este tipo de exploits se utilizará con moderación.

Tesla Model S. / Foto: Cortesía Tesla.

Un problema mayor son los empleados con acceso a estos sistemas que los utilizan para su propio beneficio o para rastrear y acechar a las personas. Hay múltiples casos de personas que utilizan sus puestos en la aplicación de la ley y en empresas de tecnología para ese propósito.

Los robotaxis autónomos todavía están en su etapa inicial y están relegados a áreas predeterminadas, mientras que los autos autónomos personales tardarán en llegar al mercado un tiempo considerbale y probablemente serán demasiado costosos al principio para arriesgarse a usarlos para cometer delitos. En otras palabras, claro, se podría usar un automóvil autónomo para el crimen, pero no será mejor y en la mayoría de los casos peor que cometer delitos a la antigua, con personas.

**********

TE PUEDE INTERESAR: