La escasez de caucho preocupa a los fabricantes de neumáticos y podría elevar los precios en los próximos meses

Diferentes áreas de negocios se han visto directamente afectadas como daño colateral por la pandemia provocada por el COVID-19 pero, según datos de Bloomberg, el carácter internacional y escalonado de la producción de cauchos hace de la misma una de las zonas más dañadas por cierres en diferentes industrias automotrices 

La demanda de vehículo ha aumentado a mediados del 2021, mientras la capacidad de producción de los mismos ha mermado. / Foto: Cortesía de Christof Stache - AFP para Getty Images.
La demanda de vehículo ha aumentado a mediados del 2021, mientras la capacidad de producción de los mismos ha mermado. / Foto: Cortesía de Christof Stache - AFP para Getty Images.
Foto: Christof Stache - AFP / Getty Images

La pandemia provocada por el COVID-19 ha causado un impacto directo en diferentes ramas de la industria automotriz desde sus comienzos en 2020,  debido a que áreas particulares como la producción de chips operativos, ensamblaje general de vehículos (y su consecuente baja demanda en los primeros meses de la pandemia) y más recientemente la falta de goma para crear neumaticas ha cambiado por completo la visión a futuro de la industria automotriz a nivel mundial.

Históricamente hablando, diferentes países en Asia se han encargado de surtir al mundo de goma para poder producir neumáticas y es que la misma crece en los llamados “árboles de goma” que, en grandes rasgos, fueron descuidados por cortes salariales provocados por la pandemia por lo que la cantidad de neumáticos producidos se redujo considerablemente.

Aquellos fabricantes que todavía están en capacidad para producir neumáticos lo hacen a precios bastante elevados, debido a la alta demanda y la escasa oferta actual, asimismo esta situación atenta contra la capacidad de producción de las diferentes ensambladores de vehículos americanos en un momento en que el público está buscando comprar autos nuevos en cifras superiores a las del año pasado. Según datos de Bloomberg.

Según declaraciones de Steve Wybo, entrevistado de Conway Mckenzie para Bloomberg, la demanda por goma para neumáticos se puede comprar con “el papel higiénico durante la crisis del COVID-19” por lo que las empresas ensambladoras compran altas cantidades de neumáticos cada vez que tienen la oportunidad para poder tener una reserva a futuro.

Asimismo, la plantación de árboles que crean goma solo puede ser posible en ambientes húmedos y cálidos, como es el caso de Tailandia y Vietnam donde la mayoría de la materia prima para neumáticos es producida, y aunque los neumáticos hechos a base de derivados del petróleo también pueden ser elegibles para la compra, pero ese material está siendo utilizado casi exclusivamente para poder surtir la demanda médica de elementos como guantes durante la pandemia.

Aunque está situación podría tener una proyección que afectará la empresa automotriz por varios años, debido al tiempo requerido para más árboles productores de goma crezcan y que la demanda de derivados de la gasolina disminuye, empresas como Ford y Stellantis (que engloba ensambladoras como Chrysler y Fiat) le afirmaron a Bloomberg que se encuentran monitoreando la situación pero que la actualidad no tiene impacto alguno sobre su producción de autos nuevos.

También te podría interesar:

Los 3 modelos de Ford Focus usados que más recomendamos

Los 4 BMW usados más económicos en 2021