La NHTSA investiga 1.7 millones de autos Ford y Lincoln por posibles defectos en los frenos

Ford está enfrentando nuevamente un problema similar al que tuvo en 2020 con el sistema de franos del Edge y el Lincoln MKX. Sin embargo, dos años después, ahora el problema se presenta en dos sedanes que podrían ser retirados del mercado si la NHTSA decide hacerlo

El Ford Fusion 2018 es uno de los autos afectados en esta investigación.
El Ford Fusion 2018 es uno de los autos afectados en esta investigación.
Foto: Ford / Cortesía

En 2020, Ford y Lincoln retiraron un par de SUV’s por mangueras de freno que podrían romperse prematuramente. Ahora, parece que Big Blue Oval y su subsidiaria de lujo pueden tener un problema similar en sus manos.

Qué modelos son los afectados en esta investigación

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ha abierto una investigación sobre aproximadamente 1.7 millones de vehículos Ford y Lincoln, específicamente, los sedanes Ford Fusion y Lincoln MKZ de 2013 a 2018.

Ford Fusion
Ford Fusion 2019. / Foto: Cortesía Ford.

Cuál es el problema específico con el sistema de frenos

La investigación se produce después de que la NHTSA recibiera 50 quejas alegando problemas con el sistema de frenos. De acuerdo con los documentos publicados en el sitio web de la NHTSA, muchas de las quejas mencionan que los hosts del freno delantero del automóvil se están rompiendo y filtrando líquido de frenos con poca o ninguna advertencia

La Oficina de Investigación de Defectos de la NHTSA también recibió un informe de un accidente de vehículo como resultado de una manguera de freno defectuosa. Afortunadamente, no hubo heridos en ese choque.

Lincoln MKZ 2018
El Lincoln MKZ 2018 opera a base de gasolina. / Foto: Cortesía de Lincoln Media.

La investigación podría convertirse en un retiro del mercado

Esta es sólo una investigación por el momento, lo que significa que NHTSA está investigando el problema para ver si hay un problema que justifique un retiro. Ford puede emitir un retiro voluntario de estos vehículos, pero la NHTSA también puede obligar al fabricante de automóviles a hacerlo. “Estamos cooperando con la NHTSA como siempre lo hacemos”, escribió un portavoz de Ford en un correo electrónico a CNET.

Un retiro similar ocurrió en 2020

En el retiro de 2020 por un problema similar, se determinó que las mangueras del freno delantero estaban fallando en los SUV Ford Edge de 2015 a 2018 y Lincoln MKX de 2016 a 2018. Esto se debió a que los movimientos de suspensión y dirección provocaron la falla del refuerzo interno de las mangueras. En ese retiro, el remedio implicó reemplazar las mangueras del freno delantero con una versión mejorada, además de purgar el aire del sistema de frenos. 

**********
Te puede interesar:
Ford toma medidas contra el aumento de precios en Ford Mustang Mach-E, Raptor y Bronco
SWIS: el sistema de Ford que permite reparar los vehículos de forma más rápida