Ladrón roba un Ferrari 458 Spider y es descubierto por no saber dónde se encontraba el tapón de la gasolina

Nadie quiere atravesar por el robo de su auto; sin embargo, afortunadamente para una conductora, el ladrón que robó su Ferrari logró ser descubierto por su falta de habilidad

Ladrón roba un Ferrari 458 Spider y es descubierto por no saber dónde se encontraba el tapón de la gasolina
Ferrari 458 Spider. / Foto: Cortesía Ferrari.
Foto: Cortesía

Llevar tu auto a mantenimiento es uno de los procesos más comunes por el que puede pasar cualquier propietario de un auto; sin embargo, nunca esperarías que se convirtiera en una pesadilla, como el hecho de que el auto fuera robado en el propio concesionario, y peor aún, que nadie se hubiera dado cuenta.

Esto le sucedió al novio de una propietaria de un Ferrari 458 Spider. Fue a buscar el Ferrari de su novia al concesionario Ferrari & Maserati de Newport Beach, California, ya que le estaban realizando un mantenimiento de rutina, y no se lo pudieron entregar. Después de que un empleado dejara las llaves en el asiento, alguien aprovechó la oportunidad y decidió llevárselo.

La mujer propietaria del automóvil, Susan Friedman, no estaba nada complacida cuando recibió la llamada de que su Ferrari 458 blanco no sólo no estaba reparado, sino que tampoco se encontraba por ningún lado.

¿Cómo se robaron el lujoso auto?

Un empleado del concesionario dejó las llaves en el asiento del Ferrari, cuando un hombre caminando por el concesionario con una chaqueta Ferrari y mirando por las ventanas de varios autos vio las llaves en el asiento delantero del 458 de Friedman, y decidió subirse casualmente e irse con el vehículo.

De acuerdo con Miami Herald, el concesionario no supo que el automóvil había desaparecido hasta 27 horas después. Cuando el concesionario se enteró de que faltaba el automóvil de un cliente, llamaron a las autoridades y se inició la búsqueda del Ferrari.

¿Cómo fue el rescate?

Unas semanas más tarde, Friedman recibió una llamada del departamento de policía local para informarle que había informes de un Ferrari como el de ella visto conduciendo de manera errática en el área. La policía rastreó el automóvil hasta una estación de servicio donde la gente informó que un hombre con un Ferrari blanco pedía dinero para la gasolina. 

Por supuesto, alguien que conduce un automóvil de $340,000 dólares no suele pedir dinero para la gasolina, pero cuando el presunto ladrón no supo tampoco cómo poner gasolina en el tanque, la gente comenzó a sospechar mucho.

El encargado de la gasolinera dijo que cuando el sospechoso sintió que había llamado demasiado la atención sobre sí mismo, trató de librarse de la Ferrari y quiso vendérsela por $5,000 dólares. Cuando la policía finalmente llegó a la escena, el sospechoso se fue a pie y finalmente lo encontraron escondido en los arbustos cercanos.

El 458 Spider terminó más descompuesto de lo que estaba en el concesionario

Las autoridades encontraron una escena bastante rancia una vez que recuperaron el auto. El presunto ladrón había dejado una serie de drogas y parafernalia en el auto, junto con un montón de su vómito.

Ferrari 458 Spider. / Foto: Cortesía Ferrari.

Otros daños al superdeportivo incluyeron una palanca de cambios rota, una caja de cambios destruida y aletas agrietadas. El tablero estaba cortado y toda la goma de los neumáticos se había quemado. Los daños llegaron a un total de más de $50,000 dólares.

Sin embargo, no todo estaba mal. Friedman decidió tomar el dinero del seguro y reemplazar su Ferrari maltratado por un Lamborghini Huracan con el que seguramente debe estar más que fascinada.

*********

TE PUEDE INTERESAR:

Por esta razón podría ser un error elegir la Toyota Tundra 2021 sobre la Ford F-150 2021
Alemania prohíbe los autos eléctricos en estacionamientos subterráneos por riesgo de incendio