Lamborghini Huracán STO, un súper auto de carreras adaptado para la calle

Analizamos el Lamborghini Huracán STO 2021, un súper deportivo legal para la calle con motor V10 de 5.2 litros y 640 caballos de potencia que incorpora tecnología de las versiones de pista del Lamborghini Huracán Super Trofeo EVO y el GT EVO.

El Lamborghini Huracán STO es un súper deportivo con tecnología de auto de carreras en auto legal para la calle.
El Lamborghini Huracán STO es un súper deportivo con tecnología de auto de carreras en auto legal para la calle.
Foto: Rafael Cores / Impremedia

Lamborghini siempre ha fabricado autos rápidos y espectaculares. Pero no siempre seguros ni fiables. La casa italiana durante muchos años tuvo mala fama, sus autos cada poco tenían que pasar por el taller mecánico. Pero Lamborghini ha mejorado enormemente en tecnología, seguridad y fiabilidad. Y el Lamborghini Huracán STO 2021 es claro ejemplo de esos avances.

Siempre Auto tuvo la oportunidad de probar el STO (Super Trofeo Omologata) en Nueva York, tanto en ciudad, como en autopista y carreteras secundarias viradas. Un súper auto con un precio base de $327,838 dólares.

Lo primero que llama la atención en un súper auto como el Huracán STO es, por supuesto, su diseño exterior. Destacan su aleta central “de tiburón”, que termina perpendicular al enorme alerón trasero. Este alerón tiene tres posibles posiciones, aunque cambiar de una a otra es un proceso manual que debe hacerse con una llave. No se imaginen un alerón automático que se eleva cuando se alcanza cierta velocidad.

En la zona trasera el Lamborghini Huracán STO incluye dos escapes similares a los de competición, un enorme alerón y la “aleta de tiburón” vertical que comienza en el centro del auto sobre el motor. / Foto: Siempre Auto

También supone una novedad la incorporación de fibra de carbono en buena parte de la carrocería (en el 75% de sus paneles exteriores), con lo que se logra aligerar el auto, que pesa 2,900 libras, incluso 100 libras menos que el Huracán Performante 2019.

De la pista de carreras a la calle

Pero para entender las prestaciones de este súper auto tenemos que hablar del modelo de carreras en el que se inspiró: el Lamborghini Huracán Super Trofeo EVO y su versión Huracán GT3 EVO del equipo de carreras de resistencia Lamborghini Squadra Corse.

Y tenemos que hablar del Huracán Super Trofeo EVO y del Huracán GT3 EVO de pista porque este Huracán STO es una adaptación “street legal” -legal para la carretera- de esos vehículos. Obviamente hay muchas diferencias: caja de cambios de competición, interior vaciado, refuerzos de seguridad, suspensión… en la versión de carreras que ha ganado tres años en las 24 horas de Daytona. Pero ambos vehículos comparten el poderoso motor atmosférico V10 de 5.3 litros, que entrega 640 caballos de fuerza en la versión “de calle” con 565 Nm de torque a 6,500 rpm.

Esa potencia convierte el Lamborghini Huracán STO en una flecha: de 0 a 60 millas por hora en 2.8 segundos (0 a 100 km/h en 3 segundos y de 0 a 200 km/h en 9 segundos) y una velocidad máxima de 192 millas por hora (310 km/h).

Los rines negros de magnesio -más ligeros incluso que los de aluminio- de 20 pulgadas montan neumáticos Bridgestone Potenza Sport 245 -delanteros- y 305 -traseros-.

Pero lo más sorprendente es el control que se siente cuando se pisa el acelerador a fondo. En autos de este tipo, incluso mucho menos potentes, es habitual que la parte trasera del vehículo “culee” en el primer momento de máxima aceleración. Más aún si se trata de un auto de tracción trasera como el STO. Pero Lamborghini ha mejorado el control de tracción y la estabilidad del Huracán STO hasta el punto de que, al menos en seco, no notamos en ningún momento la más mínima falta de control sobre el vehículo.

Además, también es sorprendente su capacidad de frenado, de 60 millas por hora a cero en 30 metros. De 120 millas por hora a cero en 110 metros. Aquí es donde se nota que estamos montados en un auto de carreras, con frenos Brembo CCM-R.

Interior cómodo para viajes de un día

El Lamborghini Huracán STO 2021 -del que ya se han vendido todas las unidades y se están tomando órdenes para la versión 2022- no es un auto cómodo para el día a día ni para hacer un viaje. En primer lugar, es tan bajo que entrar y salir del vehículo no es fácil, sobre todo si se aparca al lado de un bordillo. Pero, sobre todo, el espacio disponible incluso para las cosas más pequeñas (una botella de agua, billetera, una mochila, celulares…) es tan escaso que no es práctico. Y para viajes de varios días simplemente no hay maletero. En la parte frontal, bajo el capó, las entradas de aire se toman casi todo el espacio, que queda reducido a un hueco para dejar un casco (con esa forma está diseñado).

Dicho eso, el STO no es un auto incómodo. Los asientos son confortables, loa materiales agradables, los acabados detallados. En confort también Lamborghini ha hecho un esfuerzo para lograr un auto con el que un viaje de varias horas por carretera sea cómodo.

Como no puede ser de otra manera, la marca italiana también ha incluido tecnología en el control de los sistemas de auto y entretenimiento, que se manejan desde una pantalla táctil central fácilmente accesible para conductor o pasajero. Además, se incluye un display tras el volante con toda la información de manejo, performance, etc.

El propio volante tiene un botón en la parte inferior para cambiar el modo de manejo. El modo básico es el STO, en el que auto se maneja con cambio de marchas automático y auto stop del motor en parado. Los modos Trofeo y Pioggia son manuales -7 velocidades que se cambian con las levas en el volante-, el primero aumenta el performance (motor más revolucionado, suspensión más dura para manejar siempre en seco) y el segundo refuerza los controles de tracción para manejar en lluvia.

Y dejamos para el final el gasto de combustible, porque si alguien quiere comprar este auto, no creemos que se vaya a preocupar mucho por la gasolina. Pero oficialmente el Lamborghini Huracán STO da 13 millas por galón en ciudad, 18 mpg en carretera y 15 mpg combinados.