Los errores más comunes que puedes cometer al adquirir un auto nuevo en modalidad de Leasing

Comprar un auto puede no ser una opción para algunas personas debido a los altos costos de algunos vehículo. La dodalidad de lease o alquiler de autos puede ser una opción más económica, pero cuidado con no seguir estas recomendaciones, podrías terminar pagando más dinero

Una de las ventajas de alquilar un auto en lugar de compraro a crédito es que puede elegir un modelo nuevo cada poco tiempo.
Una de las ventajas de alquilar un auto en lugar de compraro a crédito es que puede elegir un modelo nuevo cada poco tiempo.
Foto: Nissan / Cortesía

Si estás planeando comprar un automóvil nuevo, es probable que el arrendamiento se te haya pasado por la mente en algún momento. ¿Y por qué no? Con el arrendamiento, esencialmente estás “tomando prestado” el automóvil durante un período de tiempo específico. Al final de ese tiempo, tendrás la flexibilidad de poder devolver el automóvil e irte, venderlo o cambiarlo por uno más nuevo.

Sin embargo, hay algunas advertencias para el arrendamiento, ya que también estás limitado en cuanto a la cantidad de millas que puedes conducir con el automóvil cada año y, al final, eres responsable de los daños. Sin embargo, esas desventajas se encuentran con un par de ventajas. La buena noticia es que podrás realizar un pago inicial menor y pagarás menos cada mes en comparación con un préstamo para automóvil tradicional. Sólo ten en cuenta que hay algunos errores que los compradores cometen cuando alquilan un automóvil nuevo. A continuación, te mostraremos cinco de los más comunes.

1. Pagar demasiado dinero por adelantado

Arrendar un automóvil funciona casi lo mismo que financiar, ya que cuanto más dinero deposites como pago inicial, menor será tu pago mensual. Es posible que hayas visto anuncios de arrendamiento de concesionarios que anuncian pagos mensuales bajos. Estos pagos suelen ser bajos porque requieren un gran pago inicial por adelantado.

Hacer un pago inicial tan alto puede funcionar en tu contra en caso de que el automóvil se totalice durante el tiempo que lo tienes. En ese caso, tu compañía de seguros le pagará a la compañía de arrendamiento el costo del automóvil, pero ese pago inicial que hiciste por adelantado no será reembolsado.

La buena noticia es que, en caso de una pérdida total, podrás retirarte del contrato de arrendamiento, pero la mala noticia es que perderás el dinero que invertiste en él. Como regla general, debes limitar el monto de tu pago inicial a $2,000 dólares o hacer que las tarifas iniciales se incluyan en los pagos del arrendamiento. De esa manera, si el auto se totaliza, no perderás una gran suma de dinero.

2. Subestimación de la asignación de millas

Un contrato de arrendamiento típico dura alrededor de tres a cuatro años. Durante ese tiempo, hay una asignación anual de millas, que generalmente equivale a 10,000, 12,000 y 15,000 millas por año. Si excedes la asignación, se te cobrará entre 15 y 25 centavos por cada milla adicional que supere el límite.

Por ejemplo, si sobrepasas la asignación en 5,000 millas, entonces puedes esperar pagar $750 dólares adicionales (15 centavos por milla) si devuelves el automóvil. Dado que es un error común de arrendamiento subestimar la asignación anual de millas, es importante que averigües cuántas millas recorres todos los días, incluido el viaje largo ocasional. Luego, puedes sobrestimar la asignación de millas y no preocuparte por pagar tarifas adicionales más adelante.

3. No estar al día con el mantenimiento

Si planeas devolver el automóvil al concesionario al final del plazo del arrendamiento, serás responsable de cualquier desgaste excesivo. La compañía de arrendamiento inspeccionará el automóvil y hará un recuento de los daños externos que vayan más allá de los golpes y rasguños normales. Como puedes imaginar, los cargos pueden sumarse al final, sin embargo, si mantienes el automóvil durante el plazo del arrendamiento, no tendrás que preocuparte por ningún cargo más adelante.

4. Alquilar el automóvil por demasiado tiempo

Como se indicó anteriormente, la mayoría de los plazos de arrendamiento duran entre tres y cuatro años, lo cual es conveniente porque suele ser cuando se agota la garantía del automóvil nuevo. Sin embargo, muchos arrendatarios cometen el error de arrendar un automóvil durante demasiado tiempo, lo que puede terminar costándoles dinero si el automóvil necesita reparaciones después de que se agote la garantía.

Por supuesto, el arrendatario siempre puede comprar una garantía extendida para cubrir el automóvil después de que se agote la original. Pero eso anularía la ventaja de arrendar el automóvil mientras está bajo la garantía de fábrica y terminaría costando más a largo plazo. En su lugar, limítate a los tres o cuatro años como máximo.

Arrendar un automóvil tiene muchas ventajas, pero ten cuidado con estos errores

En última instancia, arrendar un automóvil tiene muchas ventajas, ya que puedes poner menos dinero por adelantado, pagar menos mensualmente y conducir un automóvil nuevo cada pocos años. Sin embargo, puede ser un esfuerzo costoso si caes en uno de estos escollos. Intenta no cometer estos errores comunes.

********

TE PUEDE INTERESAR:

Un noticiero capta el momento exacto en el que una GMC Sierra Denali de $70,000 se hunde en un lago
Ford, GM y Stellantis ordenan el uso de cubrebocas en sus instalaciones por variante Delta de COVID