Por qué las marchas del carro no entran correctamente y cómo solucionarlo

Hay diferentes motivos por los que no entran las marchas en un vehículo y posibles soluciones. Una de las causas más frecuentes es una posible avería en la caja de cambios.

Por qué las marchas del carro no entran correctamente y cómo solucionarlo

Crédito: Shutterstock

Ya sea que se traba o porque que no responde de manera adecuada al cambio que le ordenamos, más de una vez nos encontramos preguntando a Google por qué las marchas del carro no entran correctamente. Te contamos qué puede estar provocando esta situación y cómo solucionarla.

Las diferentes marchas del auto permiten adaptar el número de revoluciones del motor en función del par necesario. La caja de cambios, o caja de velocidades, es un componente fundamental del sistema de transmisión, que se encarga de transferir la potencia a las ruedas motrices.

Si funciona mal o las marchas no entran o no responden como debieran, el rendimiento del automóvil se verá afectado.

Por qué no entran las marchas del carro

Hay diferentes motivos por los que no entran las marchas en un vehículo y posibles soluciones. Una de las causas más frecuentes es una posible avería en la caja de cambios.

Las cajas de cambio manuales están compuestas por un juego de engranajes que sincronizan el par de entrada y de salida; mientras que las cajas de cambio automáticas consisten en un sistema que, de forma autónoma, determina la relación óptima de velocidades mediante dispositivos electrohidráulicos.

Por qué las marchas del carro no entran bien
Crédito: Shutterstock

Cuando ocurre un desalineado de los dientes de los engranajes, la caja puede andar mal. Ante esta situación, normalmente, es suficiente con meter otra marcha y, sin soltar el pedal de embrague, insistir con la marcha que se quería.

En caso de que estos problemas sean frecuentes, es posible que el desalineado se deba a un motivo más grave como los que se describen a continuación.

No entran las marchas: los problemas habituales en la caja de cambios

Engranajes dañados

Cuando los engranajes están dañados, no permiten una entrada correcta de las marchas, ya que interfieren entre sí. En ese caso, al tratar de meter una marcha se oye un ruido de “rascado” y suele ser notorio que algo pasa con la palanca de cambios.

En este caso, un mecánico deberá desmontar la caja de cambios y reemplazar los componentes dañados

Lubricación incorrecta de la caja de velocidades

Si la calidad y el nivel del aceite no son correctos, el engranaje se resiente y el exceso de fricción puede dañar la caja, complicando o impidiendo el cambio de marchas. Para subsanar el problema, es necesario comprobar el nivel de aceite o bien renovarlo por otro tipo más apropiado.

Tanto las cajas manuales como las automáticas son muy sensibles al nivel de aceite. Es el encargado de mantener una óptima lubricación del sistema y reducir el desgaste de sus componentes. Por ello, es primordial respetar los plazos definidos por el fabricante de cada vehículo.

Palanca de velocidades dura.
Varias pueden ser las fallas que causan que la palanca de velocidades este dura.
Crédito: Shutterstock

Si se supera este plazo, el lubricante puede empezar a perder propiedades por degradación y, por consiguiente, perder eficacia. En este sentido, también es fundamental emplear aceites que sean de calidad y que cumplan con las recomendaciones de la marca.

Desgaste del embrague

Un fallo en el funcionamiento del embrague también puede afectar el cambio de marchas. Si el problema va por este lado, el mecánico evaluará si debe hacer una sustitución del cable, una purga del circuito o una sustitución del disco del embrague.

Puedes ver: Cómo saber si el embrague está gastado

La importancia de cuidar la caja de cambios

Cuidar la caja de cambios es fundamental. Las medidas principales consisten en comprobar el nivel de aceite y sustituirlo periódicamente, seleccionar el tipo de aceite adecuado según las características del vehículo y la climatología del lugar de uso y limpiar las impurezas que se hayan podido depositar en el cárter.

En el caso de las cajas automáticas, también es necesario comprobar el estado del líquido hidráulico del radiador y sustituir el filtro del cambio.

Cuando las marchas no entran adecuadamente hay que tomar cartas en el asunto. Es la manera de evitar que una intervención económica se convierta en una reparación mucho más costosa.

Te puede interesar:

La palanca de cambios no se mueve de parking: causas frecuentes

Ventajas y desventajas de una palanca de velocidades corta

Cómo saber si un automóvil está perdiendo valvulina

Qué pasa cuando la luz de la temperatura de la transmisión se enciende en el tablero de tu auto

Qué es la paleta de cambios en el auto y cómo la debes usar

En esta nota

mecánica del auto transmisión automática

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain