Qué debes de considerar antes de enseñar a un adolescente a manejar

Si se estás embarcando en el proceso de enseñarle a conducir a su primer adolescente, o si estás tratando de tener una primera experiencia exitosa, hay algunas cosas que debe saber acerca de cómo enseñar a un adolescente a conducir.

Antes de enseñar a manejar a alguien, debes de saber si eres buen conductor.
Antes de enseñar a manejar a alguien, debes de saber si eres buen conductor.
Foto: Shutterstock

Cuando le enseñas a un adolescente a conducir, primero debes preguntarte si tiene la paciencia y la cantidad adecuada de conocimiento para realizar la tarea. Si no, sería mucho mejor para ti que otra persona le enseñe al adolescente. 

Puedes pedirle a un familiar, a su amigo o a un maestro de manejo que haga el trabajo por usted.

Sin embargo, si estás seguro de poder enseñar a un adolecente a manejar hay algunas cosas que debes de tener en cuenta antes de hacerlos.

¿Qué debes de considerar antes de enseñar a un adolescente a manejar?

Antes de enseñarle a manejar a un adolescente, verifica si tiene un permiso de aprendizaje, una licencia o cualquier otro requisito necesario para que lo tengan los estudiantes de conducción. Lo mejor es estar en el lado seguro. No querrás ser atrapado por agentes de tránsito enseñando a un adolescente que ni siquiera tiene una licencia o permiso.

Luego, repasa con él las reglas de tránsito. Estos se enseñan principalmente durante las horas de clase requeridas antes de que puedan ponerse en marcha.

Comienza conduciendo el auto hasta un estacionamiento vacío. De esa manera, habría suficiente espacio para que el adolescente trabaje y aprenda sus técnicas de conducción. Luego, comienza a explicar el funcionamiento y los mecanismos básicos de todo el auto, esto debe incluir todo, desde el interior hasta el exterior. Haz esto antes de dejar que el adolescente encienda el motor. 

Después de enseñarle los conceptos básicos y las teorías, es hora de hacerle una demostración. Muéstrale cómo funciona todo, las luces, así como otras partes del auto, como los cinturones de seguridad, los limpiaparabrisas, las luces intermitentes, la bocina, las luces de emergencia y la transmisión.

Una vez terminada la lección, es hora de sentarte en el lado del pasajero y hacer que el adolescente encienda el motor. Mientras hace esto, señala cómo se siente la aceleración, el frenado y los cambios suaves de la transmisión. Mientras conduce, indícale las correcciones, las advertencias y los consejos.

***

Te puede interesar:

Antes de manejar tu auto por un desierto asegurate de que este en optimas condiciones
3 ventajas que los autos híbridos tienen sobre los convencionales