Qué tan bueno es adquirir la garantía extendida en tu auto

Las garantías extendidas no alargan la garantía del fabricante, por lo que es posible que no cubran las mismas piezas o tengan los mismos beneficios y restricciones. Más bien, son pólizas de seguro que prometen reparar o reemplazar ciertas partes si se rompen

Garantía de auto nuevo.

La garantía extendida cubre tu vehículo por más tiempo. Crédito: Shutterstock

Los autos nuevos salen de la agencia con una garantía que te protege de los defectos de fábrica o las averías mecánicas, eléctricas o electrónicas que no estén provocadas por el desgaste o la falta de mantenimiento así como el desgaste de alguna pieza si se produce de manera irregular como consecuencia de un defecto del vehículo.

Además, las agencias de autos te ofrecen una garantía extendida para que tu auto esté protegido por más tiempo. Sin embargo, no todas las personas saben bien que es una garantía extendida y no saben qué tan bueno es adquirirla.

¿Qué es una garantía extendida?

Una garantía extendida, a veces denominada contrato de servicio, contrato de servicio o contrato de mantenimiento, es una garantía prolongada que se ofrece a los consumidores además de la garantía estándar. 

La garantía extendida puede ser ofrecida por el administrador de la garantía, el minorista o el fabricante. Estas garantías cuestan más y por un porcentaje del precio minorista del artículo. Ocasionalmente, algunas se compran por varios años y establecen por escrito que durante el primer año, el consumidor aún debe tratar con el fabricante en caso de mal funcionamiento. Por lo tanto, lo que a menudo se promociona como una garantía extendida de cinco años, por ejemplo, en realidad es solo una garantía de cuatro años.

Las garantías extendidas tienen términos y condiciones que pueden no coincidir con los términos y condiciones originales. Por ejemplo, es posible que estos no cubren nada más que fallas mecánicas por el uso normal. Las exclusiones pueden incluir uso comercial, daños causados por la naturaleza, abuso del propietario y destrucción maliciosa. También pueden excluir piezas que normalmente se desgastan, como los neumáticos y la lubricación de un vehículo.

¿Qué tan buena idea es adquirir una garantía extendida?

La razón principal por la que las personas compran una garantía extendida es para estar protegidos contra facturas de reparaciones importantes, como una nueva transmisión o la reconstrucción de un motor que puede costar miles de dólares, una vez que finaliza la garantía del fabricante.

Sin embargo, la pregunta más importante para muchos es cuánto cuesta un contrato de servicio, y no hay una respuesta simple. Puede ser menos de $1,500 o más de $3,000, dependiendo de si se trata de un vehículo nuevo o usado, la antigüedad y el millaje del vehículo, la duración del contrato y lo que cubre. Algunos cubren solo los componentes principales del tren motriz y otros brindan una cobertura total.

Aunque una garantía extendida puede brindar tranquilidad y, a menudo, suena como una decisión inteligente, hay varias razones para no comprar una cuando compra un vehículo, ya sea nuevo o usado, especialmente si está cubierto por la garantía del fabricante.

***

Te puede interesar:

Qué es el Drive-by-wire y cómo funciona
9 beneficios de utilizar el cruise control

En esta nota

autos nuevos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain