SEAT busca fabricar autopartes a partir de cáscaras de arroz y comienza sus pruebas con el modelo León

Las piezas fabricadas con este método tendrían la ventaja de ser más ligeras y permitir dar una utilidad a las cácaras de arroz que se desechan cada año alrededor del mundo

SEAT León 2020. / Foto: Cortesía SEAT.
SEAT León 2020. / Foto: Cortesía SEAT.
Foto: Cortesía

Mantener en equilibrio la naturaleza y evitar contaminar lo menos posible nuestro hábitat es una tarea de todos, es por eso que los fabricantes de autos se han estado sumando a esta tendencia en pro de la conservación ambiental usando materiales sostenibles en las autopartes de sus nuevos modelos.

Un ejemplo de ello es Mazda, quien usó corcho reciclado en la fabricación del habitáculo de su Mazda MX-30; o Ford, quien usó botellas de plástico recicladas para sus componentes; y Jaguar-Land Rover, quien empleó las fibras de eucalipto para la fabricación de sus modelos.

SEAT León 2020. / Foto: Cortesía SEAT.

Ahora es el turno de SEAT, quien se ha propuesto poner formar parte de esta conservación ambiental poniendo en marcha una prueba piloto para fabricar piezas de coche a partir de cáscara de arroz.

De acuerdo con Motorpasión, por ahora sólo se ha puesto a prueba este material en el SEAT León con el objetivo de reducir los productos plásticos y los derivados del petróleo.

El proyecto consiste en la investigación y el uso de Oryzite, en los revestimientos de sus coches. Oryzite es un método que permite incorporar cascarilla de arroz en todo tipo de compuestos termoplásticos. De esta manera, SEAT pretende dar un uso a los 800 millones de toneladas de cáscara de arroz que se desechan tras el proceso de cosecha en el mundo cada año.

SEAT León 2020. / Foto: Cortesía SEAT.

“En la Cámara Arrocera del Montsià, con una producción de 60.000 toneladas de arroz al año, buscamos una alternativa para aprovechar toda la cantidad de cáscara que se quemaba, unas 12.000 toneladas, y la convertimos en Oryzite”, explica el CEO de Oryzite, Iban Ganduxé.

Una de la sventajas de este método es que permite crear piezas más ligeras, como se está comprobando en el portón trasero, el doble piso de carga del maletero o el revestimiento del techo del SEAT León.

Actualmente se están analizando los revestimientos para saber qué cantidad de cáscara es posible utilizar para que se cumplan los requerimientos técnicos y de calidad.

**********

TE PUEDE INTERESAR: