Los autos eléctricos, ¿contaminan?

¿En qué se basan para argumentarlo? Una de las claves está en las baterías de litio, cobalto y manganeso

Aunque se ha hablado de sus ventajas y repercusión en el cambio climático, hay quienes afirman que sí tienen contaminantes
Aunque se ha hablado de sus ventajas y repercusión en el cambio climático, hay quienes afirman que sí tienen contaminantes
Foto: Pexels

Los autos eléctricos contaminan menos y, por lo tanto, son más amigables para el medio ambiente. Es una idea que todos (o al menos la mayoría) creemos. Sin embargo, son cada vez más los estudios que buscan demostrar lo contrario.

Una de ellas fue realizada por la firma think tank IFO, con sede en Múnich, Alemania, y el cual encontró que los autos de esa zona emiten entre un 11 y un 28% más de dióxido de carbono que los autos que usan diésel.

Lo que hicieron fue comparar la salida de dióxido de carbono en un Tesla Modelo 3 y un Mercedes C220d sedán, el cual liberó aproximadamente 141 gramos de dióxido de carbono por cada media milla avanzada, mientras que el primero lanzó entre 156 y 181 gramos, explicó el sitio Motor y Volante.

Esto se debe a que en el proceso de producción de las baterías de litio, cobalto y manganeso que usan los autos eléctricos, se gasta un alto consumo de energía.

Sin embargo, no es el único estudio que cuestiona a los autos eléctricos. 

Un grupo de científicos españoles descubrió que los contaminantes de estos coches provienen de los tubos de escape, el desgaste de los frenos y el roce de las ruedas al estar el vehículo en marcha, señaló la investigación liderada por Santiago Molina, integrante del Instituto Superior del Medio Ambiente de Madrid.

Una acotación que señalan como importante es que los autos eléctricos no contaminan mientras están en marcha, tal cual lo hacen los que se mueven con combustible, sino más bien lo hacen en el momento en el que se genera la energía eléctrica.

Otro estudio más, publicado en el 2018, por la Agencia Europea del Medio Ambiente, señala que el impacto sobre el CO2 que tienen estos vehículos oscila entre el 25% al momento de fabricar tanto su batería como al auto, refirió el diario La Vanguardia.

Así que, al parecer, la controversia seguirá por mucho tiempo más.

***

Te puede interesar: