Tormenta perfecta en el mercado de autos nuevos: más caros y menos accesibles

La peculiar combinación de factores de la economía creada por la pandemia, la escasez de materia prima y el cambio de percepción de los consumidores sobre el vehículo personal ha creado un mercado en el que los principales beneficiados no son los fabricantes de autos, sino los concesionarios

Tormenta perfecta en el mercado de autos nuevos: más caros y menos accesibles
La situación actual de la industria automotriz amenaza el Nº 1 en ventas de la Ford F-150.
Foto: Ford / Cortesía

En una evidencia más sobre la inflación que están enfrentando los consumidores de Estados Unidos, el precio promedio de un auto nuevo alcanzó la cifra de $42,258 dólares por primera vez en junio de 2021, un aumento de $2,527 dólares (+6,4%) desde junio de 2020, y $928 (+2,2%) desde mayo pasado, es decir, en un solo mes.

El informe mensual de la firma de análisis e información Kelley Blue Book (KBB) confirmó que la principal razón del aumento es la limitada oferta, creada por escasez mundial de microchips, que ha obligado a los fabricantes de automóviles a reducir la producción de muchos modelos, por lo que los concesionarios han enfrentado el más bajo suministro de autos nuevos para ofrecer a los consumidores desde que se inició el mantenimiento de registros en 1976.

La crisis es tan grave que en el segundo trimestre de 2021, la camioneta pick up Ford F-150 -el vehículo más vendido en Estados Unidos durante los últimos 43 años-, perdió ese título.

Hablamos de la legendaria Serie F de Ford, que fue totalmente rediseñada en 2021 para consolidarse en el Nº 1 de la preferencia de los consumidores en Estados Unidos, gracias a innovaciones como la primera versión con tren motor híbrido y la capacidad de generar electricidad para darle poder a una casa completa en casos de emergencia, como sucedió en las tormentas invernales de Texas hace unos meses o para permitir realizar cualquier tipo de trabajo en lugares remotos.

La escasez de los microchips se ha convertido en una amenaza para su corona por primera vez desde la administración de Jimmy Carter, y no precisamente por rivales nuevos y mejorados, sino porque Ford se ha visto obligado a reducir la producción de su vehículo más exitoso.

En el segundo trimestre 2021, Ford vendió 158,235 camionetas de la Serie F, por detrás de Ram, que vendió 164,232 unidades de la Ram 1500 y Chevrolet, que vendió 161,706 unidades de la Silverado.

El problema de los microchips

Ford tiene miles de camionetas F-150 casi completamente completas estacionadas en sus fábricas esperando los microchips necesarios para terminarlas y aunque los concesionarios no tienen problemas para encontrar compradores interesados ​​en comprarlos, nadie puede vender un auto 99% completo.

Mientras tanto, General Motors ha mantenido la producción de sus camionetas de tamaño completo eliminando algunas de las características menos populares de las camionetas para construirlas con menos mircochips.

A pesar de estos problemas, la Ford F-150 fue la más vendida durante los primeros seis meses de 2021. Solo tuvo la caída cuando se aíslan las cifras del segundo trimestre.

Lo más probable es que se recupere en el tercer trimestre, luego de que Ford logró identificar una fuente alternativa para algunos microchips muy necesarios y pronto podrá enviar algunos de esos modelos casi terminados a los concesionarios.

Erich Merkle, un analista de ventas de Ford en Estados Unidos, le dijo al diario Detroit Freepress: “Veremos que nuestros inventarios mejoran. Llevará tiempo, pero las acciones comenzarán a mejorar gradualmente en la segunda mitad del año”.

Ford F-150 Lightning 2022
La nueva Ford F-150 Lightning 2022 es la primera versión 100% eléctrica del vehículo más vendido en Estados Unidos los últimos 43 años. Foto: Cortesía Ford.

Ford también presentó recientemente una versión eléctrica de la camioneta, la F-150 Lightning, que debería ayudar a impulsar las ventas, pero eso será solo a partir de la primavera próxima, en 2022.

El fabricante de Dearborn, Michigan, ya aceptó más de 100,000 reservas para la F-1500 Lightning, pero esas cifras no representan ventas hasta que entreguen a los compradores.

Autos nuevos más caros y menos accesibles

Otras cifras preocupantes sobre el aumento de precios y escasez de los autos nuevos:

· El precio promedio de un auto de producción general (no de lujo) aumentó en $353 dólars durante el mes de junio, para alcanzar $37,637 dólares a principios de julio.

· El precio promedio de un auto de lujo cayó levemente a partir de julio para quedar en $60,659 dólares.

Debido a todos estos factores, el acceso de los consumidores a los autos nuevos en Estados Unidos, cayó a niveles mínimos históricos en junio, según KBB.

El aumento de los precios de los vehículos nuevos no siempre significa que se estén volviendo menos accesibles. El aumento de los salarios y los programas gubernamentales pueden significar que los consumidores estadounidenses tengan más dinero para gastar a pesar de que los precios han subido.

Pero ese no fue el caso en junio.

El índice de asequibilidad de vehículos de Cox Automotive / Moody’s Analytics, que mide cuánto tiempo le toma al asalariado promedio pagar un automóvil promedio, reveló que el número medio de semanas de ingresos necesarios para comprar el vehículo nuevo promedio en junio aumentó a 37.0 semanas en junio.

Esa es la mayor cifra desde que comenzó el índice en 2012.