Un estudio sostiene que 20% de los dueños de autos eléctricos vuelven a comprar un auto a gasolina

El estudio se centra en algunos usuarios de autos eléctricos que no están del todo conformes con las características de estos vehículos y terminan tomando la decisión de volver a su vieja forma de transporte

Un estudio sostiene que 20% de los dueños de autos eléctricos vuelven a comprar un auto a gasolina
El estudio demuestra que un porcentaje de los conductores que prueban un vehículo eléctrico en California terminan cambiándose a autos a gasolina o diésel.
Foto: Rathaphon Nanthapreecha / Pexels

Según un estudio realizado por la Universidad de California, existe un sector importante de la población que decide volver a los vehículos a gasolina o diésel luego de haber probado con vehículos eléctricos. La razón radica en un problema: los puntos de carga domésticos. En la mayoría de los hogares de este estado no existen puntos apropiados para cargar automóviles de este tipo y el problema es aún mayor para aquellos propietarios que viven en apartamentos. Por consiguientes, las cifras arrojan que al menos un 20% de los propietarios experimenta este descontento con vehículos híbridos, sumándose a un 18% de propietarios de vehículos completamente eléctricos que también están insatisfechos.

Realizado por Scott Hardman y Gil Tal, investigadores adscritos a dicha universidad, el estudio también se concentra en los inconvenientes asociados: la escasez de estacionamientos en edificios residenciales que cuenten con sistemas de carga de nivel 2 (240 voltios) para garantizar el suministro de energía suficiente para el funcionamiento óptimo de estos vehículos, una situación que deja a los usuarios a expensas de la red de estaciones de carga públicas, la cual aún se encuentra en desarrollo en todo el país de la mano de Electrify America. Esto resulta en una paradoja porque la mayor ventaja de los autos eléctricos radica en la opción de poder cargarlos en la comodidad del hogar pero, siendo tan complicado, esta ventaja termina convirtiéndose en un inconveniente.

Otro dato interesante que arrojó este análisis tiene que ver con marcas y modelos: hay una tendencia de abandono mucho más fuerte en el caso de compradores de modelos como el Fiat 500e, mientras que los números son mucho más bajos en el caso de los propietarios de vehículos Tesla.

Este estudio resulta sumamente relevante cuando se considera el hecho de que California es el estado abanderado de la lucha por un ambiente libre de emisiones dentro de Estados Unidos. Mientras que el gobierno federal ha hecho la promesa de intentar equipararse al mercado chino en cuanto a la increíble producción de vehículos eléctricos, California ha ido mucho más lejos, fijando una fecha para lograr su meta de electrificar por completo el estado al prohibir la venta de autos a gasolina para 2035. También tiene un camino recorrido en la creación de incentivos para los conductores que adopten formas de conducción más limpias, premiándolos con descuentos en la compra de vehículos eléctricos o híbridos y permitiéndoles usar carriles especiales que los mantienen lejos de las carreteras más congestionadas.

También te puede interesar

Biden puja para que Estados Unidos supere a China en la fabricación de autos eléctricos