Un inmigrante indocumentado puede comprar un auto nuevo en los Estrados Unidos, solo que sin financiamiento

Normalmente los inmigrantes indocumentados no tienen que pasar por el proceso de aprobación de crédito, ellos normalmente deciden comprar el auto cash y liquidar el auto en un solo pago

Todas las personas pueden comprar un auto nuevo si lo pagan en su totalidad.
Todas las personas pueden comprar un auto nuevo si lo pagan en su totalidad.
Foto: Shutterstock

Vivir en los Estados Unidos como inmigrante indocumentado puede ser un desafío con el que día a día tienes que luchar para poder salir adelante. 

En muchos estados del país, para los inmigrantes indocumentados, no es posible sacar una licencia de conducir. Sin embargo, muchas personas se arriesgan todos los días, conducen autos e incluso compran vehículos de todos los tipos. 

En los Estados Unidos no hay ninguna ley que prohiba a los inmigrantes indocumentados gastar su su dinero comprando vehículos, al contrario, su dinero es bien recibido en la mayoría de establecimientos. 

Sin embargo, el ser indocumentado en el país complica el proceso de financiamiento que un residente legal no tendría problemas en calificar (dependiendo su crédito). Esto ocurre debido a que el crédito de una persona es analizado a través de el número de seguro social, el cual un inmigrante indocumentado no tiene. Por lo que los trabajadores no autorizados pudieran tener problemas al conseguir un vehículo financiado.

En algunas ocasiones, el no tener comprobantes de empleo, seguros de autos y licencia para conducir en los Estados Unidos, puede afectar a los trabajadores indocumentados. Sin embargo, muchas veces esto no es un problema, ya que muchos inmigrantes logran obtener todos estos requisitos.

¿Un inmigrante indocumentado puede comprar un auto totalmente nuevo?

 “Cualquiera puede comprar un coche. Si tiene efectivo y puede negociar un precio de venta, puede comprar un automóvil ”, dijo Max Pepper, un abogado de tráfico de Missouri Ticket Fixers, a Bankrate.

Algunos concesionarios están conscientes de la situación legal de ciertos consumidores y están dispuestos a financiar sus autos a inmigrantes indocumentados porque han demostrado ser fieles compradores y puntuales pagadores.

Por lo general, los concesionarios dispuestos a vender autos a residentes sin seguro social solicitarán una identificación válida; como una Matrícula Consular, un número de Identificación Fiscal (ITIN, por sus siglas en inglés) y un comprobante de residencia, entre otras cosas. 

Debes de saber que muy probablemente los intereses cambien y sean modificados (más elevados). Es el precio por comprar un auto como inmigrante indocumentado.

***

Te puede interesar:

5 de los errores más comunes en conductores principiantes

Qué debes considerar al hacer un test drive de un auto que quieres comprar