4 razones por las que los limpiadores de tu auto no regresan a la posición de apagado

Cuando sea necesario, es posible restablecer manualmente la posición de estacionamiento de los limpiaparabrisas de un vehículo. Hacerlo implica volver a colocar cada limpiaparabrisas en la posición deseada cuando los limpiaparabrisas están en reposo

Limpiaparabrisas de autos.

Si los limpiaparabrisas no regresan a la posición de apagado es porque hay una falla. Crédito: Shutterstock

Los limpiaparabrisas son unos de los componentes que más nos olvidamos de revisar o cambiar cuando se hace referencia al mantenimiento del vehículo, sin embargo estos son importantes, desempeñan un papel esencial en nuestro auto y nos ayudan a mantener una buena visibilidad cuando se maneja bajo condiciones climáticas difíciles.

Normalmente, los limpiaparabrisas se dejan de usar durante el verano y cuando llega el invierno, muchas veces ya no funcionan correctamente. Además, estos pueden presentar fallas mientras están en uso.

Que los limpiadores no regresen a la posición de reposo cuando se apagan es una falla común y las razones pueden ser varias.

Por eso, aquí te decimos cuatro de las razones más comunes por las que los limpiadores de tu auto no regresan a la posición de apagado.

1.- Obstrucción dentro del barrido del limpiaparabrisas

En ciertos casos, uno o ambos brazos del limpiaparabrisas de un vehículo pueden atascarse a lo largo de su barrido estándar. Esto ocurre más comúnmente cuando un parabrisas se cubre con hielo, nieve o aguanieve.

Los problemas de este tipo se solucionan limpiando el parabrisas de la obstrucción. Por lo general, esto implica raspar el hielo del parabrisas de un vehículo para liberar el brazo del limpiaparabrisas atascado.

2.- Motor de limpiaparabrisas débil

Al igual que cualquier motor, el motor del limpiaparabrisas de un vehículo puede comenzar a desgastarse con el tiempo. Cuando esto ocurre, un motor a menudo se debilita hasta el punto de que deja de funcionar cuando se encuentra con una resistencia mínima. 

En tales circunstancias, los limpiaparabrisas a menudo se arrastran o funcionan con lentitud. En casos severos, esto incluso puede ocurrir junto con un parabrisas mojado, lo que a menudo impide que los limpiaparabrisas de un vehículo realicen su ciclo completo.

3.- Transmisión del limpiaparabrisas dañada o atascada

La transmisión del limpiaparabrisas de un vehículo transmite la salida de rotación del motor que lo acompaña a los brazos del limpiaparabrisas correspondientes de la unidad, a través de una serie de conexiones. Esto, a su vez, hace que ambos brazos del limpiaparabrisas de un vehículo se muevan según lo previsto, al mismo tiempo que sincroniza los movimientos de ambos brazos del limpiaparabrisas entre sí.

Sin embargo, este varillaje puede desgastarse y atascarse con el tiempo, lo que hace que la transmisión del limpiaparabrisas se atasque en una posición.

4.- Brazos de Limpiaparabrisas Instalados Incorrectamente

Si recientemente reemplazaste el motor o transmisión del limpiaparabrisas de tu vehículo, solo para descubrir que tus limpiaparabrisas ya no regresan a la posición de estacionamiento, entonces la desalineación del limpiaparabrisas podría ser la causa.

Es totalmente posible reinstalar los brazos del limpiaparabrisas en el ángulo incorrecto al completar dichas reparaciones. 

***

Te puede interessar:

Cómo reemplazar los limpiaparabrisas de tu auto de manera fácil y rápida
4 métodos para cubrir una ventana rota en el auto

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain