5 efectos negativos que el invierno tiene en tu auto

Las bajas temperaturas también pueden ser malas para muchos sistemas de tu auto. Es por eso que se recomienda preparar el vehículo para el frío y no dejar que cause efectos negativos en su funcionamiento y estética

Efectos del invierno

El invierno puede causar efectos negativos en tu auto. Crédito: Shutterstock

Como ya todos sabemos la temporada de invierno se está empezando a sentir en los Estados Unidos y aunque en algunos estados es más fuerte que en otros, todos debemos de preparar los autos para soportar la bajas temperaturas y que sigan funcionando adecuadamente.

Con el invierno llega mucha nieve, calles congeladas, dificultades en las carreteras y muchos accidentes, por eso debes equipar tu auto con productos especiales para la temporada de frío. La mayoría sabemos que durante el invierno hasta la forma de manejar debe de ser diferente y sabemos que este clima puede afectar nuestro auto, pero también efectos negativos en el vehículo que no conocemos y por lo mismo no se prevén.

Es muy importante cuidar todos los aspectos de tu auto y tratar de siempre equiparlo adecuadamente para que ningún descuido afecte su funcionamiento.

Por eso, aquí te decimos cinco efectos negativos que el invierno tiene en tu auto y no lo sabías.

1.- Líquidos de motor congelados

Cuando la temperatura ambiente es lo suficientemente baja, puedes notar cambios en los líquidos de tu auto. Por ejemplo, el aceite del motor tiende a espesarse y disminuir la velocidad, lo que podría hacer que el arranque del vehículo y la conducción se sientan lentos.

Consulta el manual del propietario para ver si el fabricante recomienda un aceite para clima frío.

2.- Presión de llantas baja 

El aire se expande cuando hace calor y se contrae cuando hace frío, este efecto pasa igual dentro de tus llantas. Cuando el aire dentro se contrae, la presión disminuye. Como resultado, la resistencia a la rodadura puede aumentar, afectando el manejo y la economía de combustible.

No puedes evitar que baje la presión de aire en tu llanta, pero puede evitar que empeore. Simplemente revisa la presión con más frecuencia e infla los neumáticos a la cantidad adecuada.

3.- Hielo en las líneas de combustible

Si la humedad en las líneas de combustible puede congelarse, la entrada de combustible puede verse obstaculizada y es posible que la gasolina no llegue al motor. El vapor de agua puede infiltrarse en las líneas si ingresa al sistema de gasolina. 

La condensación ocurre cuando el tanque se calienta, lo que da como resultado gotas de agua que se combinan con la gasolina y viajan al motor del automóvil.

Cuando el depósito está lleno de gasolina, no puede entrar ni aire ni vapor de agua y si sospechas que el tanque de gasolina contiene agua, usa anticongelante para la línea de gas.

4.- Las piezas de goma

Ni los compuestos de caucho natural ni los sintéticos se congelan, pero en climas más fríos, se vuelven más rígidos y quebradizos. Debido al endurecimiento del caucho, las escobillas del limpiaparabrisas y las bandas del motor son susceptibles de romperse durante el invierno.

5.- Daños en el tren de rodaje

Esto puede ser un problema en el invierno porque la sal para quitar nieve puede corroer y oxidar los componentes metálicos del piso de su vehículo.

Es muy importante que cuando laves tu auto, inspecciones la parte inferior y enjuagues muy bien todas esas partes del vehículo.

***

Te puede interesar:

Por qué el aceite de tu auto puede oler a gas
Por qué se ponen los seguros automáticamente cuando pones tu auto en marcha

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain