California exigirá que las empresas de viaje compartido se electrifiquen

California establecerá nuevas reglas para obligar a las compañías de viaje compartido a iniciar su transición hacia el uso de vehículos eléctricos

Las medidas están siendo impuestas por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) y su aplicación se llevará a cabo a partir de 2023.
Las medidas están siendo impuestas por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) y su aplicación se llevará a cabo a partir de 2023.
Foto: Thought Catalog / Unsplash

A partir del año 2023, California exigirá a las empresas de viaje compartido, como Uber y Lyft, que actualicen su flota para incluir un mayor número de vehículos eléctricos. La nueva regla contempla que al menos un 2% de estas empresas esté compuesto por este tipo de vehículos, algo que contribuirá con los planes de electrificación del estado para 2035. La medida ha sido fijada por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), ente que se encargará de garantizar el cumplimiento de esta nueva regulación a la que han llamado Estándar de Milla Limpia y cuyo principal objetivo es lograr que al menos un 50% de los vehículos de viaje compartido que operen para 2027 sean eléctricos, con la promesa de que el porcentaje de autos eléctricos en estas empresas aumente a un 90% para 2030.

La CARB y el gobierno de California han considerado esta iniciativa necesaria para responsabilizar a estas empresas por el impacto que tienen sobre el medio ambiente, el cual ya se traduce a la mitad del total de las emisiones en todo el estado. Para los expertos, esto parece ser imposible considerando la naturaleza de estas empresas, las cuales están compuestas, en su mayoría, por vehículos particulares que pertenecen a los miles de conductores que se asocian a este tipo de servicios cada día. Esto además se complica con los bajos salarios resultantes de este tipo de trabajo, los cuales no permiten que un conductor promedio cambie su auto por un vehículo eléctrico.

La única esperanza estaría representado por las iniciativas que llevan a cabo empresas para apoyar la transformación de la industria, ofreciendo subsidios a los asociados que desean cambiar sus vehículos por vehículos eléctricos e incluso facilitando la búsqueda de ofertas, entre otro tipo de incentivos, los cuales se suman a los que ya está ofreciendo California en pro de lograr su objetivo de convertirse en el primer estado, en todo el país, en reducir sus emisiones significativamente.

Si esto se logra, será una hazaña que se sumará la electrificación de la industria automotriz y a la transformación liderada por el presidente Biden, quien planea hacer una megainversión en la industria automotriz que promueva la producción de vehículos eléctricos y el desarrollo de la infraestructura necesaria, construyendo una compleja red de con puntos de carga distribuidos por todo el país, una red que  se unirá a la que ya está construyendo Electrify America.

También te puede interesar

Biden promociona su plan para financiar la industria automotriz eléctrica con el Ford F-150 Lightning como protagonista