Cómo funciona la suspensión adaptativa

La suspensión adaptativa como su nombre lo indica, adapta su comportamiento al terreno, la conducción y las necesidades del conductor. Su tecnología está configurada para mejorar la conducción y hacerla más dinámica

El sistema de suspensión adaptativo se ve de diferentes formas en diferentes modelos.
El sistema de suspensión adaptativo se ve de diferentes formas en diferentes modelos.
Foto: Greg Rosenke / Unsplash

Los fabricantes de autos han desarrollado tecnología nueva y los sistemas que hacen que los vehículos funcionen han estado mejorando. Esto hace que los automóviles sean cada vez mejores y más seguros.

La suspensión de los autos también ha mejorado y ahora se ofrecen algunas diferentes, según los modelos de autos. La suspensión adaptativa es un nuevo sistema con el que los autos cuentan.

¿Qué es la suspensión adaptativa?

La suspensión adaptativa es es capaz de adaptarse al terreno por el que circulan, a las necesidades del conductor y a la conducción en determinadas zonas. De esta forma se vuelven más eficientes y cómodas.

Este tipo de suspensión permite al conductor, con solo pulsar un interruptor, elegir entre un viaje firme ajustado para el manejo o una más suave adecuada para la conducción diaria sobre carreteras con imperfecciones.

¿Cómo funciona la suspensión adaptativa?

Hay tres tipos principales de suspensión adaptativa, y todas funcionan de manera diferente. Los tres están equipados con amortiguadores para asegurarse de que el auto no salte por toda la carretera sobre sus resortes cuando se encuentra con un bache. 

Los amortiguadores generalmente consisten en un cilindro que contiene aceite espeso y un pistón; los orificios en el pistón le permiten moverse hacia arriba y hacia abajo dentro del cilindro lleno de aceite, lo que amortigua el andar del vehículo a medida que pasa sobre los baches.

La facilidad con la que el pistón se mueve a través del aceite determina la calidad del andar. cuanto más difícil sea para el pistón moverse, más firme será la marcha del automóvil. En términos simples, cuanto más grandes sean esos orificios en el pistón, más fácil se moverá y, por lo tanto, más suave será la conducción.

Tipos de conducción adaptativa más comunes.

Suspensión adaptativa accionada por válvula: Los sistemas de suspensión adaptativa de algunos fabricantes funcionan con una serie de válvulas para controlar la velocidad a la que se mueve el pistón dentro del cilindro del amortiguador. Dependiendo de la preferencia del conductor, puede controlar si el viaje es suave o duro usando un interruptor en la cabina. 

Suspensión neumática adaptativa: Otro tipo de sistema completamente diferente es la suspensión neumática adaptativa, en la que los resortes helicoidales de acero se reemplazan por bolsas de aire de caucho o poliuretano. Un beneficio clave de la suspensión neumática adaptativa es que el conductor puede modificar la altura de manejo, lo que significa que puede ser útil para vehículos 4×4 donde podría ser deseable una mayor distancia al suelo. 

Amortiguamiento magnetorreológico: El amortiguamiento magnetorreológico, en lugar de usar la misma línea compleja de válvulas, usa un fluido dentro del amortiguador que contiene partículas metálicas. Las características del fluido cambian si se aplica una carga magnética y, por lo tanto, si se aplica un campo magnético, la viscosidad aumenta y la conducción se vuelve más dura; si no, el viaje sigue siendo suave y más cómodo.

***

Te puede interesar:

Qué es la barra estabilizadora del auto

Cuál es el mantenimiento de los amortiguadores del auto