¿Cómo llegaron los primeros Honda a California? Esta es la historia de Lori y Bill Manly

En 1967, Bill y Lori Manly viajaron a Japón para encontrarse con el primer auto de Honda, el S360, un hallazgo que los convertiría en los primeros vendedores en introducir la marca en Estados Unidos

¿Cómo llegaron los primeros Honda a California? Esta es la historia de Lori y Bill Manly
El N600 se convirtió en el primer automóvil de la marca japonesa en llegar a Estados Unidos a través del concesionario de los Manly en Santa Rosa, California. Aquí aparece el primer ejemplar de este vehículo completamente restaurado y exhibido en 2016.
Foto: Honda / Cortesía

“Esto parece divertido”, pensaron Lori y Bill Manly cuando vieron el S360 en Susuka, Japón en 1967. Conocer la fábrica de Honda había sido el premio por sus destacadas ventas de motocicletas de la marca, fue así como se encontraron con esa maravilla. Acostumbrados a otras dimensiones, este ejemplar les resultaba realmente pequeño en comparación con los vehículos que conducía el estadounidense promedio. De inmediato, quedaron fascinados y en ese mismo momento, decidieron arriesgarse y hacer todo lo posible por llevarlo a su concesionario en Santa Rosa, California. Fue así como inició la historia del primer auto Honda en América.

Su hazaña no se lograría sino hasta dos años después, en 1969. Honda ya era muy reconocido en Estados Unidos por sus motocicletas. Los Manly, para ese momento, se habían convertido en los vendedores número uno de la marca en el California, pero un automóvil de 122 pulgadas de longitud (el vehículo promedio medía 225 pulgadas) representaba un reto de ventas, incluso si lo ofrecían a sus clientes más cercanos. A pesar de ello, Bill y Lori Manly insistieron en su deseo porque ya conocían de retos. Se habían casado en 1950 y habían vivido muchas aventuras juntos, desde la apertura de su concesionario hasta correr autos y volar aviones juntos. En 1959 tuvieron su primer contacto con Honda para vender motocicletas que, incluso, la misma Lori conduciría más tarde en carreras.

Pasaron los años y para cuando lograron introducir el N600, luego de miles de trámites burocráticos y retrasos, se encontraron desilusionados: el pequeño auto no se vendía. Muchos clientes se burlaban de él por su diminuto tamaño. Los Manly decidieron, entonces, ofrecerlo como un auto barato para jóvenes universitarios. Solo vendieron unos pocos a clientes que realmente los disfrutaron, pero con ese pequeño logro, sin saberlo, habían preparado el terreno para el éxito que vendría después: el Accord y el Civic.  Gracias a esa primera muestra que le dieron a sus clientes, los conductores estadounidenses descubrieron en Honda un fabricante confiable de vehículos realmente eficientes en cuanto a velocidad y consumo de combustible. En los años siguientes, tenían largas listas de espera de clientes deseosos por probar uno de estos dos nuevos modelos.

En 2016, Honda realizó la restauración del primer N600 que llegó a América. El vehículo con el número (VIN) 1000001 fue llamado “Serial One”.  A través de su canal en YouTube, la marca transmitió la restauración completa a cargo de Tim Mings en 12 episodios que finalizaron el 18 de octubre de ese año. Fueron transmitidos como contenido exclusivo y ya no están disponibles. Con esa restauración, Honda celebró el legado de este pequeño vehículo responsable de convertirla en una de las marcas de autos más reconocidas en Estados Unidos y el mundo.

También te puede interesar

¿Un Volvo de 1990 por $20 millones de dólares? Es que su placa personalizada dice “New York”