Cómo se limpian correctamente los inyectores en el auto

Un aditivo de gasolina puede limpiar los inyectores eliminando de forma general las impurezas producidas durante la combustión o los residuos y suciedades que puedan encontrar en el combustible

Los inyectores se encargan de inyectar la cantidad adecuada de gasolina al motor.
Los inyectores se encargan de inyectar la cantidad adecuada de gasolina al motor.
Foto: Shutterstock

Los inyectores forman parte del sistema de inyección, que se encarga de dosificar el combustible, es decir, de graduar la cantidad concreta que se pasa al motor. Así que el buen estado de estas piezas es básico para que el vehículo marche correctamente.

Si los inyectores de un vehículo están en mal estado o sucios pueden provocar diversos fallos en la combustión del motor, y puede provocar costosas averías.

Los inyectores sucios hacen que el consumo de gasolina sea mayor, también el vehículo dará tirones al acelerar o desacelerar. Si los inyectores se tapan por estar sucios, es posible que el vehículo ni siquiera se pueda poner en marcha.

Cómo se limpian correctamente los inyectores en el auto

Hoy en día existen productos especializados que se pueden encargar de limpiar los inyectores fácilmente. 

Un limpiador de inyectores es un aditivo que se pone directamente al tanque de gasolina para eliminar de forma general las impurezas producidas durante la combustión o los residuos y suciedades que puedan encontrarse en el combustible.

Estos productos nos ayudan a limpiar y prevenir obstrucciones en las líneas de combustible. Es recomendable usar este tipo de mantenimiento para sistema de inyectores cada 3,100 millas

Estos productos también ayudan a las tuberías, la bomba y los filtros de gasolina para deshacerse de los residuos de combustión, así como las impurezas del combustible y del tanque.

Saber cuando los inyectores están sucios puede ser un poco difícil, por eso, aquí te decimos algunas señales que indican cuándo los inyectores del auto están sucios:

– Check Engine encendido en el tablero. Al encenderse la luz en el tablero, puede suceder que el vehículo se proteja y pierda potencia o no acelere con la misma fuerza.

– Sobrecalentamiento del motor. Si están sucios o en mal estado, existe la posibilidad de que alguno de los inyectores se quede siempre abierto, de forma que esté continuamente introduciendo combustible en la cámara de combustión. Esto provoca que aumente la temperatura del motor.

– Pérdida de potencia del motor. Si uno o varios inyectores fallan, tanto mecánica como eléctricamente, el motor pierde potencia de forma significativa.

– Aumento del consumo de combustible.

– Aumento de gases nocivos y humos en el sistema de escape.

– Ralentí inestable. Los inyectores sucios pueden provocar que la inyección de combustible se realice de forma inadecuada, generando un ralentí deficiente e inestable.

– Fuerte olor a combustible.

– Dificultades en el arranque.

Si el problema sigue, se recomienda llevar el auto con su mecánico de confianza para que se haga cargo de la limpieza de inyectores.

***

Te puede interesar:

Cuál es la forma correcta y segura de cambiar una llanta ponchada

Cómo comprobar que un fusible del auto está funcionando correctamente