Conoce los 4 tipos de supercargadores que pueden tener los autos

Todos estos tipos de supercargadores son accionados directamente por el motor. El uso de un sistema de transmisión por engranajes o una transmisión por correa mucho más simple permite que la velocidad del sobrealimentador aumente la velocidad del motor

Supercargador de auto.

Los supercargadores ayudan a que el auto sea más veloz. Crédito: Shutterstock

Un supercargador es un compresor instalado en un motor de combustión para generar una sobrealimentación, aumentando así su potencia específica.

En los últimos años los fabricantes han utilizado más los supercargador y han evitado usar motores tan grandes, con esto, no solo ofrecen autos más económicos, también se apegan a las leyes de control ambiental. 

La energía para el sobrealimentador se proporciona mecánicamente por medio de correas, cadenas o ejes conectados al cigüeñal del motor.  Este dispositivo ayuda a meter la misma cantidad de aire que un motor más grande inhalaría naturalmente en un motor más pequeño para que puedan generar la misma potencia cuando el pie del conductor toque el piso

Actualmente existen diferentes tipos de supercargadores y aunque todos cumplen con la misma función, están diseñados de diferente manera.

Por eso, aquí te decimos cuatro tipos de supercargadores que pueden tener los autos.

1.- Roots Blower

En 1860, los hermanos Roots diseñaron y patentaron un motor de aire mecánico para su uso en altos hornos y otras aplicaciones. Este fue uno de los primeros intentos de construir un soplador de desplazamiento positivo relativamente eficiente.

Empleaba dos impulsores de tres lóbulos entrelazados montados en ejes paralelos. 

El soplador Roots progresó rápidamente y apareció por primera vez en un diseño de motor patentado por Gottlieb Daimler alrededor de 1885. Su uso en autos de producción se produjo por primera vez alrededor de 1921 con vehículos de lujo alemanes fabricados por Mercedes.

El diseño del soplador Roots fue mejorado por General Motors principalmente para motores de camiones diésel de dos ciclos a fines de la década de 1930. Posteriormente, estos sopladores se aplicaron a menudo a los motores de carreras de automóviles.

2.- Supercargador de doble tornillo

En 1878, el diseñador alemán Heinrich Krigar patentó el compresor de tornillo. Al igual que el soplador Roots, empleaba dos ejes paralelos, pero podía producir un aumento de presión mucho mayor a través de la forma de tornillo de sus rotores.

Sin embargo, la complejidad de la fabricación retrasó su amplio uso industrial y automotriz durante varias décadas.

Un ingeniero sueco, Alf Lysholm, a mediados de la década de 1930 trajo tecnologías de fabricación esenciales que redujeron el costo del diseño del tornillo. Este tipo de compresor pronto encontró un nicho en el mundo del aire acondicionado y en otras industrias donde se requerían salidas de alta presión muy eficientes.

3.- Supercargador centrífugo

Los supercargadores centrífugos de hoy en día usan un solo impulsor con paletas curvas complejas montadas dentro de una carcasa en forma de espiral. El aire ingresa al impulsor cerca del centro de la carcasa. El impulsor giratorio lo lanza al pasaje exterior de la carcasa aumentando la velocidad del aire.

Luego, el aire se alimenta a través de un difusor de diámetro creciente que ralentiza el flujo y aumenta la presión. Este aire a alta presión luego es forzado a través del sistema de inducción hacia el motor.

Una de las principales ventajas de este tipo de supercargador es su relativa simplicidad. Tiene básicamente una parte móvil, el impulsor. El impulsor gira dentro de una carcasa con espacios libres relativamente grandes, lo que hace que su costo de fabricación sea razonablemente bajo.

4.- Supercargador impulsado eléctricamente

Un cuarto tipo de supercargador que está surgiendo actualmente es el de accionamiento eléctrico. Cualquiera de las tres configuraciones de ventilador discutidas anteriormente puede ser impulsada por un motor de CC (corriente continua) de imanes permanentes altamente eficiente. Esta disposición permite que las velocidades del sobrealimentador se ajusten continuamente a la necesidad de aire del motor mediante el PCM del vehículo.

***

Te puede interesar:

Qué causa que el alternador de tu auto se sobrecargue
Qué pasa si mezclas diferentes grados de gasolina para autos

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain