Estafas que podrían sorprenderte ante un leasing de auto

Para muchas personas, adquirir un auto en un lease puede resultar mucho más cómodo y conveniente que comprarlo, pero antes de hacerlo es importante conocer cuáles son las estafas más comunes relacionadas con este tipo de trámites

Los contratos de lease pueden tener estafas escondidas.
Los contratos de lease pueden tener estafas escondidas.
Foto: Nicolai Berntsen / Unsplash

Conducir un auto nuevo puede ser algo verdaderamente emocionante y esta emoción, muchas veces, puede hacer que no revisemos bien el contrato o que no obtengamos todos los beneficios que vienen en el trato.

Los contratos de lease se deben leer completamente sin olvidar las letras pequeñas, ya que algunos concesionarios de autos pueden detectar a un consumidor demasiado emocionado y desprevenido. Por lo tanto, antes de firmar con su nombre, es importante que detectes si te están tratando de estafar.

Por eso, aquí te decimos algunas de las estafas que podrías encontrar en un lease de autos.

1.- Los pagos únicos se repiten

Una forma en que los concesionarios ganan más dinero es distribuyendo pagos únicos, durante la vigencia del préstamo (esto se llama amortización”). Por ejemplo, en lugar de pagar el depósito de seguridad de $500 en un solo pago, el concesionario lo financia y lo hace durante la vigencia del préstamo. Cuando se amortiza, está sujeto a intereses y, por supuesto, termina pagando más.

2.- Tasa de interés demasiado buenas para ser verdad

Tratar con cualquier tipo de contrato puede ser confuso. Antes de firmar el contrato de su auto nuevo, verifique dos veces que la tasa de interés que le prometieron es la que está recibiendo. Los concesionarios pueden hacerle creer que está obteniendo una buena tasa de interés, pero cuando lee la letra pequeña, en realidad le están cobrando una tasa alta.

3.- Penalidades por término anticipado

En los contratos de lease, también puedes encontrar penalizaciones si deseas salir de tu contrato antes de tiempo y pagarás miles de dólares. 

Antes de firmar un leas de auto, asegúrate de que realmente deseas conservar el auto durante la cantidad de años establecidos en el contrato de arrendamiento. Salir de un contrato de arrendamiento es costoso.

4.- Sin cargo

Asegúrate de leer el contrato de arrendamiento detenidamente. A menudo, pueden reemplazar una tarifa con otra tarifa con un nombre diferente; en realidad, son las mismas.

5.- El Plazo del Arrendamiento

Mucha gente se enfoca en negociar el pago mensual. Esa es solo la mitad de la historia. También debe tener en cuenta el plazo del contrato de arrendamiento: la cantidad de meses. Su precio total es la combinación de los dos.

***

Te puede interesar:

Qué tan bueno es comprar un Mercedes-Benz usado

¿Cómo saber qué líquido de frenos lleva mi auto?