Estrategias para comprobar la compresión de tu auto

Los problemas de combustión pueden provenir de varios factores, pero por lo general se relacionan con problemas de sellamiento o fugas en partes como juntas, anillos, válvulas y bujías

Estrategias para comprobar la compresión de tu auto
Con un medidor se puede comprobar fácilmente la compresión del auto.
Foto: Adamsov / Pixabay

La compresión del motor es la presión que genera su motor dentro de los cilindros mientras está funcionando. La cantidad de presión que produce el motor y qué convierte esa presión en trabajo utilizable influyen en la eficiencia y la potencia de su motor.

La compresión en los autos con más millas normalmente baja y estos motores con muchas millas tienen que tener un tipo mantenimientos diferente. Se deben usar productos, como aceites para alto millaje, para ayudar a que el motor siga funcionando correctamente.

Pero también puedes realizar un test para comprobar la compresión de tu auto y saber en que estado se encuentra.

Este test es utilizado para medir la presión de los cilindros del motor, la cual debe ser la misma en todos los cilindros para funcionar correctamente, y por lo general es llevado a cabo para diagnosticar algún problema en el corazón del vehículo.

Para realizar la prueba se necesita de un medidor de compresión, el cual puede leer la presión que se genera a causa del movimiento o combustión de los pistones. La medida indica qué tan bien conectados están las cámaras de combustión, los anillos, válvulas y otras autopartes.

Cuándo llevar a cabo la prueba de compresión

Según explica el sitio Auto Diagnóstico, están son las razones por las cuales una persona llevaria a cabo una prueba de compresión:

1.- Cuando el auto expulsa humo excesivo de cualquier color.

2.- A causa de la falta de potencia (es necesario acelerar más de lo normal).

3.- Cuando se eleva el consumo de combustible.

4.- Cuando el auto está detenido y las revoluciones son muy variables.

5.- Cuando se presentan problemas con el arranque del vehículo.

6.- Si se apaga el auto frecuentemente.

7.- Cuando el auto consume más agua o refrigerante de lo normal.

Los problemas de combustión pueden provenir de varios factores, pero por lo general se relacionan con problemas de sellamiento y/o fugas en las siguientes autopartes:

– Bujías, las cuales pueden estar mal colocadas.
– Válvulas, las cuales pueden estar quemadas o dañadas.
– Anillos, los cuales pueden estar sueltos.
– Junta, la cual puede estar mal ajustada.

***

Te puede interesar:

Los problemas que trae comprar frenos baratos para tu auto

Los 4 autos que serán discontinuados para el 2022 y no deberían serlo