Plaga de chinches en Australia provoca el retraso de barcos con traslado de automóviles

Los buques de carga que transportan automóviles alrededor de Asía, Europa y hacia Estados Unidos han tenidos que ser varados debido a una plaga de chinches en el interior. Este hecho ha orillado a las firmas automotrices a retrasarlas entregas de vehículos en los concesionarios

Los barcos se han sometido a tratamientos antiplagas para eliminar a las chinches en el interior.
Los barcos se han sometido a tratamientos antiplagas para eliminar a las chinches en el interior.
Foto: Pixabay

Los distribuidores y los consumidores se enfrentan últimamente a dificultades para conseguir coches nuevos. La escasez de chips significa que las existencias de vehículos nuevos son peligrosamente bajas y las redes logísticas globales están bajo presión por una variedad de factores. Para el mercado australiano, sin embargo, hay un problema adicional con el que lidiar, y camina sobre seis patas. Los envíos de automóviles nuevos se están deteniendo a medida que las autoridades se enredan con los buques de carga que transportan especies invasoras de chinches apestosas.

¿Qué es la chinche apestosa?

La plaga en cuestión se conoce como ‘chinche apestosa marmórea marrón’, y su temporada alta es de septiembre a abril. En estos meses, los puertos australianos aplican reglas de bioseguridad más estrictas a los envíos entrantes para proteger a la nación isleña de la plaga. Con países de Asia y Europa ya invadidos por la perniciosa criatura, así como los Estados Unidos, los buques de carga que ingresan desde estos países a menudo deben ser fumigados antes de ingresar al puerto. 

Australia se toma en serio la cuarentena y la bioseguridad, y la industria agrícola representa alrededor del 14% de las exportaciones del país, por no hablar de cuestiones como la seguridad alimentaria. Los invasores externos como la chinche apestosa podrían tener un “efecto devastador” en la producción si se introducen, según Andrew Tongue del Departamento Federal de Agricultura, Agua y Medio Ambiente. “La capacidad del insecto para hacer autostop, volar y alimentarse de una amplia gama de plantas hospedantes le permite propagarse rápidamente cuando se introduce en nuevas áreas”, agregó Tongue.

Chinche apestosa
Chinche apestosa marmórea marrón. / Foto: Dominio público de Keimzelle a través de Wikimedia.

Una plaga con poder inactivo

La chinche apestosa marrón marmórea tiene una capacidad útil para permanecer inactiva durante meses, a menudo escondida en el equipo, lo que le ayuda a sobrevivir a los viajes de envío prolongados. Al alcanzar temperaturas más cálidas, los insectos emergen y comienzan a buscar nuevos hogares y comida. Además, como una irritación adicional para los humanos, huelen horrible cuando se aplastan. Los funcionarios fronterizos detectaron insectos apestosos 232 veces el año pasado en Australia, lo que generó mucho trabajo para abordar el problema.

Según Joshua Dowling, experto en automovilismo, cada temporada es posible ver entre dos y media docena de barcos que transportan automóviles retenidos en alta mar mientras se tratan las chinches. Los retrasos son del orden de cuatro semanas mientras se lleva a cabo el proceso de fumigación. 

Un problema que se suma a la escasez de chips

Los retrasos son bastante desagradables en un año normal, pero se convierten en un gran dolor de cabeza cuando los clientes ya están esperando meses por vehículos nuevos. Por ejemplo, Toyota, como la mayoría de los fabricantes de automóviles, no se ha librado de la escasez de chips. Sean Hanley, vicepresidente de ventas de Toyota Australia, señala que “para un tercio de los vehículos de Toyota, el tiempo de espera es de cuatro meses o menos. Para las tres cuartas partes de la línea, es de seis meses o menos”. Agregar un mes más a eso para lidiar con las chinches apestosas no será bienvenido por los clientes. 

Sin embargo, ni los errores ni los escasos semiconductores están frenando el entusiasmo australiano, con un aumento de las ventas del 21% en septiembre de 2021 en comparación con el año pasado. Los precios de los automóviles usados ​​también han aumentado gracias a la oferta limitada de vehículos nuevos. “Si deseas comprar un automóvil, vale la pena considerar la posibilidad de hacer cola“, comentó Tony Weber, director ejecutivo de la Cámara Federal de la Industria Automotriz. “Al menos recibir tu pedido, para que cuando los autos pasen, tengas un lugar”, agregó Weber.

El problema de las chinches apestosas no va a desaparecer, con la criatura ahora bien establecida en Asia, Europa y Estados Unidos. El personal fronterizo de Australia tratará de mantener protocolos estrictos para evitar que los insectos se propaguen por el continente. La industria agrícola depende mucho de ello. 

**********

TE PUEDE INTERESAR