Por qué puede ser que tu motor haga “tic tic” cada vez que aceleras

El “tic tic” es un ruido molesto que puede ser causado por diferentes razones, las cuales deben ser revisadas y reparadas lo antes posible

El nivel bajo de aceite puede causar el ruido.
El nivel bajo de aceite puede causar el ruido.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Los ruidos del motor pueden ser muchos y causados por diferentes razones, la cuales deben ser atendidas de inmediato para evitar costosas reparaciones-

Sin embargo, el “tic tic” es un ruido más común que incluso muchas personas deciden ignorar, pero la realidad es que si el motor del auto hace ese ruido, lo mejor es revisar qué es lo que lo produce y hacer las reparaciones necesarias.

Las razones del “tic tic” pueden ser varias, pero todas deben ser reparadas. Por eso, aquí hemos reunido algunas de las razones más comunes por las que tu tu motor haga “tic tic” cada vez que aceleras.

1.- Nivel bajo de aceite

Los niveles bajos de aceite pueden provocar este ruido y lo mejor es revisar si le hace falta aceite al motor.

La presión del aceite es muy importante. Si el motor no cuenta con la presión necesaria, la falta de lubricación hará que los metales dentro de este se dañen a causa de la fricción, provocando que el auto se detenga por completo. 

Revisar el nivel de aceite es un trabajo rápido y fácil de realizar. Estar seguros de que el aceite esta en el nivel correcto, evitará costosas reparaciones por la falta de aceite.

2.- Levantadores

La culata del motor utiliza una serie de elevadores para abrir y cerrar las válvulas. Estos elevadores pueden desgastarse con el tiempo, lo que inevitablemente provoca un ruido de tic-tic de metal contra metal en ralentí y al acelerar. 

Realizar el servicio de mantenimiento en los tiempos recomendados pueden evitar que esto suceda y en algunos casos será necesario reemplazar los levantadores

3.- Válvulas mal ajustadas 

Las válvulas en el motor son las encargadas controlar la entrada y salida de gases al interior del cilindro (o cilindros) del motor, su función principal está en la combustión de la mezcla entre aire y combustible. 

Si no son los elevadores y el nivel de aceite del motor está bien, entonces podrían ser válvulas mal ajustadas. Muchos vehículos, especialmente aquellos con más millas, necesitan que sus válvulas se revisen para asegurarse de que estén alineadas.

4.- Bujías dañadas

Si el vehículo tiene alto millaje y se escucha el tic tic, entonces las bujías dañadas o viejas pueden ser la razón. 

El principal objetivo de las bujías es crear la chispa que enciende la mezcla de aire y combustible, creando una explosión que hace que el motor produzca energía. Esto las convierte en una pieza fundamental para su buen funcionamiento. Por eso es indispensable mantenerlas en buen estado y estar pendientes de su reemplazo cuando sea necesario.

Las bujías de encendido se sustituyen con un intervalo de entre 19,000 millas y 37,000 millas, y siempre considerando las recomendaciones del fabricante

5.- Poleas motrices desgastadas

Estas poleas usan cojinetes para girar, como las ruedas de una patineta, y con el tiempo, el cojinete tiende a desgastarse.

Cuando se desgastan, pueden causar el tic tic al ralentí y al acelerar. Si realmente están desgastados, le sugerimos que lleve su vehículo con un mecánico de confianza para que reemplace los cojinetes de las poleas.

***

Te puede interesar:

Qué funciones tiene el aceite lubricante en la transmisión automática

Amazon Alexa ahora estará disponible en varios autos Nissan: cómo funcionará