Qué debes fijarte sí o sí mientras pruebas el auto usado que quieras comprar

Si no revisas, cuidadosamente, estos factores puede tengas que pagar cantidades de dinero exorbitantes después de comprar cualquier tipo de auto usado

Qué debes fijarte sí o sí mientras pruebas el auto usado que quieras comprar
Antes de efectuar la compra de un auto usado, trata de asegurarte que todo su mecanismo interno funcione correctamente.
Foto: Tim Samuel / Pexels

Sabemos que un auto, bien sea nuevo o usado, representa una inversión importante en tu día a día, ya que resulta casi imposible transportarse libremente en cualquier ciudad de EE.UU sin un vehículo propio.

Es por eso que queremos ofrecer una breve guía detallando los factores esenciales que debes chequear justo antes de pagar por tu auto usado, para que de esa manera puedas prevenir la inversión de grandes cantidades de dólares en posibles arreglos en el futuro.

Dividiremos la búsqueda, por su jerarquía y precio, en dos categorías: primera y segunda necesidad. Estas son:

Primera necesidad:

1- El motor: El corazón de un auto siempre será su motor, por lo que este debe ser el primer elemento por el cual preguntar e indagar con el vendedor.

Si tienes la oportunidad de conducir el auto usado, a modo de prueba, intenta estar al tanto de cuanto tiempo dura el motor en encender. Después, procede a observar que no se recaliente, haga ruidos o se apague mientras estás conduciendo.

Por otra parte, asegúrate que no haya ninguna filtración de aceite desde el motor durante el trayecto de prueba que transites.

Según datos de CarBrain, el costo por arreglar un motor puede variar desde $2,500 hasta $4,000 dólares, por lo que vale la pena preguntar.

2- Kilometraje: Cuandos revises tu vehículo usado, asegúrate de chequear el kilometraje total en el tablero. Aunque esta sea una cifra modificable, existen maneras legítimas de garantizar si el número registrado es verás.

Entre los documentos que debes chequear antes de formalizar la compra de un vehículo usado, está el Certificado de Kilometraje Total, que te podrá dar confianza en el recorrido total del auto.

3- Neumáticos: Aunque parezca un gasto menor, los neumáticos son uno de los factores más importantes en la integridad del auto usado. Si uno, o varios, de los cauchos están en mal estado entonces tendrás un gasto adicional importante.

Según datos de Inquirer, el costo de un neumático en Estados Unidos puede rondar desde $50 hasta $200 dólares por cada uno. Además, los de usados como camiones grandes o SUV’s pueden tener un precio de entre $50 hasta $350 dólares. Es definitivamente un factor para tener en cuenta.

Segunda necesidad

1- Carrocería: Este ámbito es considerado segunda prioridad porque, aunque es importante a nivel estético, un pequeño choque o rayón no hará que el auto usado deje de funcionar por completo.

Aunque sí puede llegar a ser un gasto, o inversión, importante de presentar alguna lesión de gravedad en sus exteriores. Trata de revisar el auto de manera integral, para cerciorarte que no haya ninguna sección de su carrocería que sea de tu desagrado.

2- Volante y palanca: A la hora de maniobrar cualquier medio de transporte, el buen funcionamiento de la palanca y el volante son extremadamente importantes para verificar tu seguridad a la hora de manejar. Mientras efectúas la sesión de manejo de prueba, trata de prestar bastante atención a cómo estos dos elementos funcionan para no llevarte una sorpresa negativa poco después de pagar por el auto usado.

3- Asientos: Este apartado es la última categoría ya que es el que menos inversión económica requiere. Claro, el confort que te pueda dar el asiento de un vehículo es fundamental para su uso a largo plazo, pero podrás cubrir o comprar nuevos asientos por un precio poco elevado.

En caso que no tengas la oportunidad de realizar un manejo de prueba, te recomendamos revisar pausadamente todos los aspectos mencionados anteriormente.