Qué es el sensor IAT y cómo saber cuándo ya no funciona

La causa más común de falla del sensor IAT es la acumulación de contaminación en la sonda del sensor. Sin embargo, al aprender a reconocer los síntomas, puedes acelerar el proceso de reparación y devolver tu vehículo al servicio en un tiempo récord

Sensor IAT.

El sensor IAT se encuentra comúnmente dentro del conducto de admisión. Crédito: Shutterstock

Los vehículos están compuestos por muchos elementos, mecánicos, eléctricos y de presión, los cuales hacen que el vehículo funcione correctamente. Todas y cada una de las piezas en los vehículos son importantes y debemos de estar al pendiente que siempre estén en óptimas condiciones.

Casi todas las funciones realizadas por los vehículos de hoy en día están respaldadas por retroalimentación transmitida por uno o más sensores.

Uno de esos sensores que es vital para el funcionamiento eficiente del motor es el sensor de Temperatura del aire de admisión (IAT). 

¿Qué es un sensor IAT?

El sensor de temperatura del aire de admisión controla la temperatura del aire introducido en el tracto de admisión de un motor. En pocas palabras, el sensor IAT de un motor funciona como un termómetro, con respecto al aire que finalmente se envía a cada cilindro para la combustión.

Sin embargo, en lugar de presentar una lectura de mercurio, el sensor IAT proporciona retroalimentación al ECM/PCM en una configuración de voltaje.

El software de control de un motor luego interpreta esta lectura de voltaje, convirtiéndola en retroalimentación lógica de temperatura. Esta se usa como una cifra clave para determinar la relación aire-combustible necesaria para una combustión eficiente.

¿Cuáles son los síntomas de un sensor IAT en mal estado?

1.- Luz de check engine encendida

En casi todos los casos, la presencia de un sensor IAT defectuoso hará que se encienda la luz de check engine. Esto ocurre cuando el ECM o PCM de un vehículo almacena uno o más códigos de falla atribuidos a tal falla.

2.- Ralentí áspero o errático

Un sensor IAT defectuoso a menudo hará que el motor de un vehículo funcione en ralentí de forma errática o que tropiece notablemente al detenerse. Esto se debe a la incapacidad de un motor para determinar con precisión la relación aire-combustible necesaria para una combustión eficiente.

3.- Dificultades al arrancar

Otro signo destacado de falla del sensor IAT son las dificultades iniciales. Debido a la incapacidad del ECM/PCM de un vehículo para determinar los valores de ajuste de combustible correctos, la capacidad de un motor para arrancar sin problemas está en peligro.

4.- Poca economía de combustible

 El aumento del consumo de combustible a menudo se produce como resultado de un exceso de combustible, debido a valores de temperatura del aire de admisión fuera de las especificaciones.

***

Te puede interesar:

Por qué las luces del tablero del auto están demasiado débiles o parpadean
Cómo cambiar un filtro de aceite que quedó atorado en tu auto

En esta nota

mecánica del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain