Qué función tienen los resortes de la suspensión y cuándo se deben de cambiar

Los resortes dañados afectan la suspensión, alineación y dirección, por eso antes se deben realizar inspecciones visuales de la distancia óptima entre el borde de la salpicadera y el centro de la rueda

Qué función tienen los resortes de la suspensión y cuándo se deben de cambiar
Los resortes de suspensión son indispensables para una buena conducción.
Foto: Toyota / Cortesía

Los resortes o muelles elásticos son operadores elásticos capaz de almacenar energía y desprenderse de ella sin sufrir deformación permanente cuando cesan las fuerzas o la tensión a las que es sometido.

Los resortes de suspensión son una de las herramientas más importantes con las que cuenta el auto, principalmente cuando nos percatamos que estos realizan una función determinante hacia el soporte del vehículo en caminos complejos, así como a las personas que van a bordo, ayudando a evitar cualquier problema.

Gracias a los resortes de suspensión la conducción del automóvil es cómoda y segura. La función principal de los resortes es mantener la altura del rodado al suelo, soportar el peso y ofrecer estabilidad en las curvas y al frenar.

Los resortes también son los encargados de absorber los impactos que causan las irregularidades y baches del terreno.

Unos resortes dañados afectan la suspensión, alineación y dirección, antes de tener unos resortes dañados, realiza una inspección visual de la distancia óptima entre el borde de la salpicadera y el centro de la rueda.

No hay un tiempo determinado para cambiar los resorte, pero cuando lo hagas, tienes que cambiar todos juntos.

Estos son algunos síntomas que indican cuándo debes cambiar los resortes

– Cada dos cambios de amortiguadores, según el estado en que esté el resorte.
– Si la pintura que lo recubre está gastada, puede tener fisuras imperceptibles a la vista.
– Cuando el auto tiene una altura inferior con respecto del suelo.
– Si el espiral del resorte está golpeado pierde resistencia, lo que afecta la estabilidad y genera desgastes prematuros.
– Si los resortes están dañados disminuye la capacidad de absorber los impactos. Con esto el auto se desnivela y puede perderse el control del mismo.

Estas piezas están elaboradas con barras de acero especial resistentes a la fatiga, esto hace a los resortes no son reparables, así que si están dañados tienen que ser reemplazados.

Existen diferentes tipos de de resortes de suspensión, aquí dejamos los más comunes.

Cilíndricos: Estos son los resortes de suspensión convencionales, que por su función cilíndrica tienen un índice de elasticidad de forma lineal.

Mini-bloque: Estos vienen en forma de barril, generan una elasticidad progresiva, en donde su diseño evita el contacto directo de bobina a bobina.

Inconstantes: Al ser de alambre, el diámetro es usado para disminuir el final del resorte en la suspensión, asume condiciones normales en la carretera y por una carga normal confía en sus extremos blandos para recibir mejores opciones en su conducción.

Carga lateral: Estos son los resortes que controlan la distribución de la fuerza para la suspensión de una rueda.

***

Te puede interesar:

Cuándo se debe empezar a utilizar aceite de alto millaje en el motor

Por qué es bueno lavar el motor del auto